La justicia frenó el negocio de Macri y Angelici con los terrenos de Casa Amarilla

Un juez de la Ciudad ordenó la suspensión de la venta a Boca ya que no tenía aprobación de la Legislatura ni evaluación de impacto ambiental.
16 de Junio de 2017

El juez Guillermo Scheibler ordenó suspender la venta de los terrenos de Casa Amarrilla que el gobierno de la Ciudad traspasó a Boca Juniors.

A partir de un amparo presentado por las organizaciones La Boca Resiste y Propone y el Observatorio del Derecho a la Ciudad, la justicia porteña freno el polémico traspaso de los terrenos, donde Boca pretende construir un Estadio Shopping.

La venta de los terrenos conocidos como “Casa Amarilla” fue parte de un acuerdo del gobierno de la Ciudad cuando aún era jefe de Gobierno el actual presidente Mauricio Macri con el titular del Club, Daniel Angelici.

Las organizaciones y ahora la justicia porteña, consideraron que hubo serias irregularidades en ese traspaso.

El día 25 de febrero de 2016 se adjudicó la licitación pública al Club Atlético Boca Juniors que implicaba la venta de las tierras de Casa Amarilla y el 14 de abril del mismo año se celebró el respectivo contrato. Las tierras fueron vendidas en 180.600 millones de pesos.

“Macri, siendo Jefe de Gobierno de la Ciudad, ordenó a sus funcionarios avanzar en la venta sin aprobación legislativa y en cómodas cuotas de estos terrenos a Boca Juniors como parte de su plan de construir en ellos un nuevo Estadio-Shopping y forzar con el endeudamiento que el club se transforme en una sociedad anónima”, señaló Observatorio del Derecho a la Ciudad.

Este jueves, el juez Scheibler verificó varias ilegalidades en la venta de esos terrenos (Fallo completo aquí)

En primer lugar, la venta de tierra pública se realizó sin aprobación de la Legislatura, algo establecido en el artículo 82 de la Constitución de la Ciudad.

En segundo lugar, el proyecto no respeta el Código de Planeamiento ya que la construcción de un Estadio Shopping no es compatible con la zonificación que tienen esas tierras.

Por último, no se respetó el procedimiento de Evaluación de Impacto Ambiental que corresponde a las obras que tienen impacto ambiental.

Por esas irregularidades, el juez libró un oficio al Registro de la Propiedad Inmueble de la Capital y ordenó al Gobierno de la Ciudad que suspenda cualquier tipo de tarea de ejecución de dicho proyecto.

"Hoy nos toco una gran victoria frente al poder desmedido de algunos que en vez de un barrio y sus vecinos, solo ven oportunidades de negocios. Nos toca ahora seguir luchando para decidir entre todos el destino de esas tierras. Porque creemos que los campitos de Casa Amarilla representan la posibilidad de garantizar los derechos de nuestros vecinos y no los negocios de unos pocos. Las tierras son de los vecinos y somos los vecinos los que debemos decidir qué hacer con ellas. No queremos un estadio shopping ni ningún negociado que deje afuera las necesidades de nuestro barrio. Nos Resistimos la construcción de un Estadio Shopping y a que no se respete ni se consulte el futuro de nuestro barrio y Proponemos ser nosotros juntos y entre todos los que decidimos el destino de los campitos", señaló la Boca Resiste y Propone.

También podés leer: 


Esta nota fue posible gracias al apoyo de nuestros lectores.

Su aporte nos permite hacer periodismo sin condicionamientos. El sueño de un medio libre no es solo nuestro.

SEAMOS SOCIOS