Las siete definiciones de Jorge Sampaoli a horas del debut

En entrenador argentino habló en el estadio del Spartak, donde mañana empezará la aventura mundialista para la Selección frente a Islandia.

15 de Junio de 2018

El entrenador argentino Jorge Samapoli, escoltado por Nicolás Tagliafico, dio su primera conferencia de prensa en Rusia. A horas del debut ante Islandia, el hombre de Casilda confirmó la formación con la que probó en los últimos seis entrenamientos: Wilfredo Caballero; Eduardo Salvio, Nicolás Otamendi, Marcos Rojo, Tagliafico; Javier Mascherano, Lucas Biglia; Maximiliano Meza, Lionel Messi, Ángel Di María; Sergio Agüero. Y, además, dio estas definiciones.

¿Por qué este equipo? “Fue difícil la elaboración del primer equipo que inicie la Copa del Mundo. Había que entender las compatibilidades entre los jugadores y conocer muy bien en qué momento decide Leo cada jugada. Creo que en este tiempo pudimos aprovechar eso. Y en este torneo se verá lo que necesita este jugador que tan importante es y también que él sepa qué necesitan sus compañeros”.

¿Cómo vive el Mundial? “Todo lo que se va generando en mi interior relacionado al debut de la Argentina me entrega sensaciones muy fuertes: mi familia, mis cercanos, mis amigos me cuentan que hay un país detrás nuestro, que quieren una alegría para tener en este mes a la Argentina lo más arriba posible. Ser parte de esa posibilidad son sensaciones muy fuertes. Trataremos de dar todo. Sabemos de la exigencia del pueblo argentino relacionado con el fútbol. Si quiero acordarme cómo estaba vestido el día de la final del 86, seguro que me acuerdo. Ahora, como me vestí un 25 de mayo no. Somos un país de fútbol. Mañana sí van a ser 40 millones que nos van a empujar hasta el arco de Islandia”.

El equipo de Messi: “Hay algo que quiero aclarar sobre ese concepto de que no es mi equipo sino el de Messi. Nosotros como entrenadores tenemos un poder organizativo desde ver cómo se puede organizar un equipo de fútbol para encontrar situaciones referidas al rival de turno. Pero el jugador de fútbol es lo más importante porque resuelve dentro del campo. Si está Messi, más aun. La tarea del entrenador es aprovechar sus cualidades extraordinarias para potenciar al resto, y  que el resto lo potencia a él. Por eso, para mí, la instancia de tener un jugador como Leo genera una condición diferente a mi rasgo de conductor”.

Acerca de Mascherano-Biglia en el doble cinco:
 “Fui evaluando un montón de situaciones que llevaron a esta decisión final, que tienen que ver con aspectos defensivos. Mi idea es proteger el centro del campo relacionado a que con un lateral como Salvio necesitamos jugadores con más inteligencias defensivas. Lo Celso o Meza nos daban en esa zona despliegue ofensivo pero nos neutralizaba lo defensivo. Esta sociedad se conoce de mucho tiempo y nos asegura matices defensivos que en el corto tiempo otra fórmula no nos iba a dar”.

¿Por qué apostó por Rojo y Meza? “A Marcos lo veníamos viendo como una posibilidad porque nos da perfil de salida. Les explicaba a los jugadores que nosotros tenemos que tener una identidad, y la identidad tiene que ver con el juego. En el inicio de nuestra salida Marcos nos daba salida y nos garantizaba esa identidad desde que nace cada estructura ofensiva, más allá de que llega con poca continuidad en el último semestre. La inclusión de Meza es porque es el volante que estábamos buscando: nos da fluidez, versatilidad, va por dentro, por fuera, es generoso para recuperar. Está a la altura”.

¿Cómo está Messi? “A Leo lo veo muy bien en la preparación, muy ilusionado con empezar un torneo que lo puede poner en el lugar que le corresponde. Imagino que un jugador que tienen tantas capacidades no debe tener ninguna presión, porque naturalmente nos hace disfrutar de su juego. Este Mundial no lo veo como el último de Messi. Veo que por su capacidad y por su profesionalismo decidirá cuándo será. Este tipo de genios que aparecen cada tanto tienen diferentes particularidades. La de Leo es jugar a la pelota”. 

Su visión sobre el mediocentro: “Lo ideal de un entrenador puede lograrse en el corto plazo, en el mediano, o en el largo. Mis gustos personales quedarán de lado por las capacidades que tiene la Argentina y las necesidades que tenga. Hoy la solidez va a estar vinculada por esa condición de Mascherano y Biglia. Habíamos trabajado mucho con Lanzini, con Lo Celso y con Meza sabiendo que la estrategia era que el jugador que más toque el balón sea el que organice. Después me di cuenta que Mascherano y Biglia también tienen capacidad para la elaboración y para juntar líneas a través del pase. Esto no es definitorio. Esta formación es la que necesita el equipo para iniciar la Copa del Mundo. Después veremos”.


Esta nota fue posible gracias al apoyo de nuestros lectores.

Su aporte nos permite hacer periodismo sin condicionamientos. El sueño de un medio libre no es solo nuestro.

SEAMOS SOCIOS