Lo que el macrismo se llevó

Un sector del Parque Jorge Newbery, decenas de inmuebles, parte del Parque Las Heras, terrenos de Casa Amarilla, locales en Costanera Norte y más, entre los espacios entregados a manos privadas.
30 de Julio de 2016

La lista es larga, larguísima. De hecho es tal la cantidad de terrenos, predios, calles y partes de parques que el macrismo entregó a manos privadas que equivale a barrios enteros: Agronomía, Constitución, San Cristóbal o Puerto Madero -por citar algunos- tienen la misma superficie que el total de espacios que cedió el gobierno porteño.

Predios de Catalinas Norte, terrenos de la ex Au3, un sector del Parque Jorge Newbery -entregado a la Asociación Civil Club de Amigos por 20 años- y el edificio Del Plata -vendido completamente- son algunos de los terrenos que el gobierno del PRO decidió que la Ciudad dejara de controlar, a pesar de la gran cantidad de demanda habitacional existente y no solucionada por esta administración.

También se dejó en concesión por 30 años parte del Parque Roca a CTC Administradora; o el campo de Deportes del Parque Las Heras, por diez años, a otra empresa; se vendieron, además, decenas de inmuebles.

Y hasta se autorizó, mediante la ley 4950, la instalación de bares en espacios verdes y la venta de terrenos de Casa Amarilla, a metros de la Bombonera.

Al club River Plate se le cedió por veinte años el uso exclusivo de un tramo de la calle Juan Sáenz Valiente -incluidas las aceras-; y a la Asociación Civil Golf Club José Jurado, la totalidad del Parque de las Victorias (45 hectáreas, por veinte años).

También el shopping Distrito Arcos, o el Shopping Abasto, están sobre terrenos (o parte de ellos) que bien podrían utilizarse para el bien común, público. Lo mismo que ocurre con las canchas de paddle y de fútbol de Parque Sarmiento: están concesionadas.

Estos son, apenas, algunos de los casos de una larga lista de espacios públicos cedidos por la administración del PRO (Mauricio Macri primero, Horacio Rodríguez Larreta ahora) a manos privadas.

Esta nota fue posible gracias al apoyo de nuestros lectores.

Su aporte nos permite hacer periodismo sin condicionamientos. El sueño de un medio libre no es solo nuestro.

SEAMOS SOCIOS