Más de ocho horas de frases picantes, justificaciones y chicanas

Por Felipe Yapur y Gimena Fuertes
17 de Agosto de 2016

"Me sacaron de contexto", se defendió el ministro Juan José Aranguren con respecto a la frase "estamos aprendiendo sobre la marcha", que había pronunciado cuando justificó el tarifazo ante los senadores. Frente a los diputados había sido el presidente del bloque del FPV-PJ, Héctor Recalde, quien se lo recordó y criticó con dureza. Fue entonces cuando Aranguren aprovechó para aclarar que en realidad se había referido a la implementación de la tarifa social y no respecto del armado del cuadro tarifario.

Luego de más de ocho horas de reunión fue difícil encontrar preguntas que no se hubieran repetido. Tal vez por eso el puntano Luis Lusquiños buscó generar un título periodístico al pedirle a Aranguren la renuncia, luego de detallar sus errores de gestión, para liberar las manos del presidente y elaborar un nuevo cuadro tarifario. El ministro esperó con paciencia y cuando le dieron la palabra afirmó: "Yo no renuncio, me pone y me saca una sola persona, el presidente."

En los años del gobierno kirchnerista, la entonces oposición se valió de carteles para reforzar sus posturas contrarias a los proyectos de ley que impulsaba el FPV. Ahora es el Frente para la Victoria el que también usa esa técnica. El diputado Carlos Castagneto mostró uno que exhibía en cifras el plan energético del kirchnerismo y que daba cuenta de los 12.400 megavatios que se incorporaron, los 5000 kilómetros de líneas eléctricas y los 2300 kilómetros de gasoductos construidos.

Si bien la reunión mantuvo un nivel de tensión permanente, también es cierto que algunas respuestas de Aranguren generon cierta distensión expresada en carcajadas de los diputados de la oposición. Por caso, ante la pregunta que buscó conocer el nivel de ganancia de la petrolera Shell, Aranguren respondió: "No conozco la ganancia. ¿Acaso creen que un ministro puede saber lo que gana una empresa?", y las risas estallaron. La verdad que no era una broma, si se toma en cuenta que Aranguren lleva apenas ocho meses como ministro contra años de trabajo en puestos de decisión de Shell.

Esta nota fue posible gracias al apoyo de nuestros lectores.

Su aporte nos permite hacer periodismo sin condicionamientos. El sueño de un medio libre no es solo nuestro.

SEAMOS SOCIOS

móvil:N