Mineros de Río Turbio marcharán a Buenos Aires por 500 despidos

Trabajadores de Yacimientos Carboníferos de Santa Cruz se movilizarán junto a otros censanteados del Estado en el INTI, Senasa y Hospital Posadas, entre otros.
8 de Febrero de 2018

La asamblea de la intersindical de gremios con representación en Yacimientos Carboníferos Río Turbio (YCRT) resolvió sumar el reclamo por los casi 500 despidos de mineros santacruceños, a los del resto del país, y confluir en Buenos Aires en las manifestaciones contra el Gobierno nacional por los cientos de cesanteados en el Estado.

“Lo más importante es tratar de unificar los reclamos de los compañeros despedidos en todo el país y confluir en Buenos Aires en una masiva expresión en contra de este gobierno", dijo Luis Avendaño, de Luz y Fuerza Regional Patagonia, a un portal local.

Los representantes de Luz y Fuerza Regional Patagonia, la Asociación Trabajadores del Estado (ATE), la Asociación del Personal Superior y Técnico (APSyT) y La Fraternidad se retiraron ayer de la mesa de negociación que consideraron “no de diálogo, sino extorsiva” por parte de YCRT, que sin contemplar la reincorporación de los despedidos ni la estabilidad laboral, propuso la firma de una adenda “a la baja de todos los puntos convencionales”.

“Si no están todos los compañeros reincorporados no podemos discutir ninguna adenda, así que el conflicto continúa y trataremos de llevarlo a Buenos Aires, con el reclamo de despidos en el INTI y otras dependencias estatales”, explicó por su parte Oscar Sánchez, secretario adjunto de la APSyT.
El sábado 17 de febrero, los gremios que integran la lucha en YCRT confluirán en el Hospital Posadas junto a todos los despedidos del Estado en estos últimos meses, como el INTI, Senasa y Fanazul.

La intersindical votó también participar de la Marcha Federal de los distintos sectores convocados para el 21 de febrero en Buenos Aires.

Desde hace varios días, los trabajadores de YCRT mantienen tomada la Mina 5 en Río Turbio en reclamo a la reincorporación de los despeidos mientras en los gremios negocian con el interventor Omar Zeidán, designado por el gobierno nacional en Yacimiento Carbonífero.

Los trabajadores denunciaron que la propuesta del interventor no incluyó la reinstalación de los despedidos y que impulsa un plan de flexibilización laboral: la suspensión del pago de la Bonificación Anual por Eficiencia (BAE) y el pago de pasajes por un lapso de tres años; un tope de 5 mil pesos “al reintegro del Impuesto a las Ganancias que les corresponde pagar a cada agente” y la reducción del 20% de los plus por cargo, dedicación funcional, responsabilidad funcional, interior de mina, entre otros puntos. 

Esta nota fue posible gracias al apoyo de nuestros lectores.

Su aporte nos permite hacer periodismo sin condicionamientos. El sueño de un medio libre no es solo nuestro.

SEAMOS SOCIOS