Ministro ecuatoriano afirma que el gobierno de Macri fue clave en el resultado del ballotage

Andrés Arauz, ministro de coordinación de conocimiento y talento humano de Rafael Correa, afirmó que "los ecuatorianos vieron en Argentina lo que podía ser un cambio al vacío".
3 de Abril de 2017

El ministro de coordinación de conocimiento y talento humano del Ecuador, Andrés Arauz, afirmó que el escenario político actual de la Argentina resultó una influencia determinante en el triunfo en el ballotage del candidato oficialista Lenin Moreno, quien fue elegido como sucesor de Rafael Correa en la presidencia del Ecuador, durante la jornada eleccionaria que tuvo lugar en el día de ayer. Lo dijo esta tarde en diálogo con el programa Ida y Vuelta, emitido por Radio Cooperativa, donde confirmó que el presidente electo ya recibió el saludo y el reconocimiento de su triunfo por parte de muchos de los presidentes sudamericanos, como de Juan Manuel Santos de Colombia, Pablo Kuczinsky del Perú u Horacio Cartes de Paraguay. Concideró además que ese gesto resulta muy importante de cara a las “infructuosas” sospechas de supuesto fraude esgrimidas por Guillermo Lasso, el derrotado candidato de la derecha. Arauz también especificó que el gobierno argentino aún no envió su saludo, pero aclaró que se espera que lo haga en las próximas horas.

El ministro también señaló que los principales medios de comunicación vinculados al arco opositor también comenzaron a “manejar un discurso de derrota, asumiendo el triunfo de Moreno” y que sólo falta que lo haga el candidato opositor, a quien sin embargo le reconoce el derecho de “realizar unos pasos finales e impugnar ciertas inconsistencias, que todos los partidos tienen el derecho de hacer”. En ese sentido aclaró que es necesario esperar un par de días para que todas estas cuestiones se aclaren y recién ahí anunciar oficialmente el triunfo del hombre elegido para suceder a Correa.

Respecto de la sensible baja en el caudal de votos de recibidos por la oficialista Alianza País respecto de las presidenciales de 2009 y 2013, en las que triunfó y fue reelecto Correa. Arauz atribuye dicha circunstancia a las diferencias contextuales, ya que mientras en aquellos años el Ecuador atravesaba un período de bonanza económica, el 2016 resultó el peor de las últimas siete décadas, incluyendo un trágico terremoto y “bajas sustanciales en los precios del petróleo”.

Respecto del rol que jugó el ejemplo argentino durante la campaña electoral, Arauz comentó que las movilizaciones de protesta que tuvieron lugar durante el último mes , que confirmaban que las medidas económicas encaradas por el gobierno de Cambiemos eran vividas aquí “con mucha insatisfacción”, permitieron a la ciudadanía ecuatoriana comprender mejor lo que “puede significar un cambio que no tenga un sentido progresista, sino un cambio al vacío”. Y confirmó que en ese sentido las noticias de la Argentina repercutieron “en las preferencias electorales y la concientización” del pueblo ecuatoriano y sirvieron como “ejemplo para la reflexión”.

Esta nota fue posible gracias al apoyo de nuestros lectores.

Su aporte nos permite hacer periodismo sin condicionamientos. El sueño de un medio libre no es solo nuestro.

SEAMOS SOCIOS