Para Salvador no hay interna en el gobierno

Luego de las críticas del diputado Ricardo Alfonsín, Daniel Salvador, vicegobernador de la provincia de Buenos Aires, buscó apagar las diferencias entre el PRO y la UCR.
12 de julio de 2016

Después de que el diputado nacional por la UCR Ricardo Alfonsín expusiera algunas diferencias con el PRO, el vicegobernador de la provincia de Buenos Aires, Daniel Salvador, surgido y formado en las entrañas del radicalismo, cerró los resquicios de lo que pudo haber sido un altercado. “La relación entre el PRO y el radicalismo está excelente”, zanjó el ex secretario de la CONADEP.

“La relación con el PRO está muy bien, excelente. Nosotros tenemos la función de gobernar. El PRO, la UCR, la Coalición Cívica, el Partido Fe, más allá de nuestra calidad de militantes, somos gobernantes de Cambiemos. Hoy estamos con la mira puesta en gobernar bien y resolver los problemas de la provincia”, expresó el funcionario en declaraciones a Télam.

Alfonsín, entre el 9 y el 10 de julio, molesto por algunas decisiones, criticó al PRO desde su cuenta de Twitter. Fueron –por lo menos- dos días de furia para el diputado nacional. “No consultan al tomar decisiones de gobierno. Tampoco al sumar nuevos aliados (incluso del FPV). ¡Deberán entender cómo funciona un frente!”, fue el primer mensaje que publicó Alfonsín al respecto.

Al día siguiente, además, se refirió a la participación del exmilitar Aldo Rico en el desfile por los festejos del Bicentenario, junto a los excombatientes de la Guerra de Malvinas. “Pocas cosas son tan opuestas a los valores que el 9 de julio representa como el Movimiento Carapintada y el Operativo Independencia”, lanzó Alfonsín en sus redes sociales, y siguió: “Es inexplicable, por decirlo de alguna manera, que a alguien se le ocurra reunir oposiciones simbólicas tan fuertes en un mismo acto”.

Consultado sobre un posible malestar de dirigentes del radicalismo por la falta de espacio en el Gabinete bonaerense, Salvador reconoció que “la UCR debe plantear esto en ámbitos partidarios porque lo que la gente reclama y lo que es nuestra obligación es gobernar, pensar en los hospitales, las escuelas, las obras públicas que estamos iniciando y no en esto”. Y cerró: “El radicalismo es parte integrante de Cambiemos. Junto con los otros partidos, al constituir Cambiemos, terminamos con una etapa muy difícil de la Argentina y empezamos un camino de esperanza. Que desde lo partidario en términos públicos se hable de otra cosa no me parece que haga falta”.

Esta nota fue posible gracias al apoyo de nuestros lectores.

Su aporte nos permite hacer periodismo sin condicionamientos. El sueño de un medio libre no es solo nuestro.

SEAMOS SOCIOS

Tiempo Audiovisual