Un nuevo capítulo de la aventura autogestiva

(Foto: Eduardo Sarapura)
20 de octubre de 2019

Por cuarta vez desde su nacimiento en 2016, Tiempo eligió a las autoridades de la cooperativa constituida para preservar las fuentes de trabajo ante al vaciamiento del Grupo 23. La tarea del nuevo Consejo de Administración, encargado del trazo grueso de la gestión, será muy distinta a la iniciada en abril de 2016 cuando la lucha en las calles permitió revertir el cierre del medio. Tiempo hoy reúne a 80 cooperativistas que en el camino de la autogestión logramos generar un modelo que -como figura en el reciente balance- no tiene deudas con nadie, que imprimió 184 ediciones, que creó y consolidó un diario digital y que conformó áreas desde cero, como comercial, administración, audiovisual, redes y socios.

Todo se construyó en medio de un contexto muy adverso atravesado por la escasez y la crisis económica cuyo efecto, por ejemplo, fue el cierre de 43 empresas por día, tal como se contó en la edición del 7 de julio. En el caso de la prensa hubo más de 3200 despidos en Capital Federal y más de 4500 en todo el país desde 2016, según relevó el SiPreBa. Si en el gremio se dice que #ElSueldoNoAlcanza por la inflación, los tarifazos y la devaluación, los retiros (excedentes que se distribuyen entre los integrantes de las cooperativas) sufren el mismo efecto.

Además de la recesión, el sector gráfico padece el golpe constante del aumento del precio del papel, insumo clave para todo medio impreso y desregulado desde diciembre pasado. La empresa Papel Prensa, oligopolio compartido entre Clarín y La Nación, dispuso incrementos por más del 60% en 2019 generando enormes desventajas competitivas en una actividad con altos niveles de concentración. Así lo reflejó el monitoreo de los medios que presentamos este año junto a Reporteros Sin Fronteras.

El mazazo es aún más fuerte para los diarios recuperados y cooperativos. El precio del papel martilla sobre la estructura económica hasta poner en peligro la propia existencia. Atenta contra la libertad de expresión como quedó expresado en el II Encuentro de Diarios Recuperados, otro evento organizado por esta joven cooperativa. Con estas iniciativas, Tiempo no sólo aporta su voz en el mapa mediático sino que suma su mirada e interviene para lograr políticas democráticas y equitativas.

El complejo escenario que hemos enfrentado no nos detuvo. Todo lo contrario: reafirmó la identidad como trabajadores de prensa capaces de construir una propuesta autogestiva y una conversación constante con nuestros lectores. Con una comunidad que crece cada vez más, suma nuevas audiencias y estuvo en los momentos más duros.

Sería imposible promover un periodismo libre de condicionamientos corporativos y políticos sin ustedes. El apoyo de socias y socios es la base que sostiene a la cooperativa y lo que nos permite que otra vez se haya votado una nueva gestión administrativa. Empieza una nueva etapa. Y se la debemos a ustedes.

Nuevo Consejo de Administración de la Cooperativa Por Más Tiempo:

Sindicatura

  • Pablo Tomasello

Esta nota fue posible gracias al apoyo de nuestros lectores.

Su aporte nos permite hacer periodismo sin condicionamientos. El sueño de un medio libre no es solo nuestro.

SEAMOS SOCIOS

Tiempo Audiovisual