Víctimas de violencia obstétrica en el Hospital de Morón se organizan para pedir justicia

Se acumulan las denuncias de abusos a embarazadas y casos de mala praxis desde 2016. El rol del municipio que encabeza Ramiro Tagliaferro.
14 de Mayo de 2018

Luego de las denuncias que publicó éste diario sobre diferentes hechos de violencia obstétrica en el Hospital Público de Morón, varias mujeres que transitaron por los mismos tormentos decidieron declarar ante la justicia. Todas coinciden que la denuncia ante organismos oficiales es la única forma de empezar a cortar de raíz estos hechos. Durante este tiempo, las mujeres que fueron violentadas en ese hospital comenzaron a relacionarse, se unieron, se organizaron y se movilizaron en varias oportunidades hacía el centro de salud que administra el municipio, para exigirles respuestas y soluciones a las autoridades del hospital.

Los casos denunciados ocurrieron entre mediados de 2016 y lo que va de 2018, en plena debacle institucional del centro de salud y en un proceso de ajuste y vaciamiento, tanto en insumos como en personal.

También podés leer: Denuncias de violencia obstétrica y negligencia contra el Hospital de Morón

Viviana Bertolini, subsecretaria de Salud a cargo de la Dirección del Hospital; Hernán Galimberti, el Secretario de Salud del municipio; y Ramiro Tagliaferro, el actual intendente, conocen estos temas pero ponen un manto de silencio en cada uno de los casos. Hace varias semanas que estos últimos hechos fueron denunciados y desde el municipio afirman que “no han sido notificados”.

Los testimonios son idénticos a las primeras denuncias que se publicaron en Tiempo: gritos, insultos y diversas humillaciones; abandono de persona en la sala de parto; degradación y desprecio hacia las parturientas; etc., con la gravedad de una beba que resultó muerta como consecuencia de la violencia obstétrica ejercida sobre su mamá, seguida de supuesta mala praxis.Este fue el caso de Karen Pérez que el 12 de abril de este año, quien tomó la decisión de acercarse a la fiscalía N° 5 de Morón para hacer la denunciar.

En su expediente de 3 fojas deja asentado con lujo de detalles que fue “maltratada, violentada y abandonada” y que la dejaron tirada en los pasillos del hospital por más de 1 hora mientras se desangraba. Al nacer su hija Giulianna, luego de practicarle una cesárea de urgencia, se la entregaron muerta. En la denuncia, identificada con el número 014878-18/00, Karen no sólo cuenta el maltrato recibido además identifica con nombres y apellido a la médica que la atendió, que aún sigue trabajando en ese nosocomio, junto a las enfermeras y parteras que la dejaron abandonada en la sala de espera. “Nunca voy a olvidarme de ése sábado 14 de octubre, un día antes de celebrarse el Día de la Madre”, señala Karen.

Cada uno de los casos denunciados comparten varios puntos en común, pero uno en particular es idéntico: todas las víctimas indican que las historias clínicas fueron adulteradas. En el caso de Karen, la historia clínica señala que su hija entró fallecida, pero la fiscal que investiga la causa corroboró que Giulianna nació con vida y que murió a los 15 minutos de haber nacido.

Daiana Funes pasó por los mismos martirios el 15 de julio de 2016 y su hijo quedó con varias secuelas motrices. “Ya pasaron 3 abogados por la causa pero ninguno quiere hacerse cargo, me dicen que es difícil, se acobardan, pero la realidad es que hay plata en el medio”, intuye Daiana, que también asegura que los datos vertidos en su historia clínica son falaces. “Decidí hacer la denuncia porque no quiero que nadie más pase por lo que sufrimos mi hijo y yo”, remata.

Otras de las víctimas es Samantha Villordo, quien el 2 de enero de éste año dio a luz por parto natural a su hijo Luis, luego de padecer idénticos maltratos. “Por todo lo que pasamos durante el parto, mi hijo nació con parálisis braquial”, señala Villordo. Su denuncia fue radicada el 22 de marzo en la UFI N° 2 bajo con el número 012005-18/00 . Hoy su bebé sigue con las mismas secuelas.

Es por eso que Samantha junto a otras madres crearon el grupo de Facebook ‘Mujeres que Sufrimos Violencia Obstétrica’, con el objetivo de visibilizar y recibir más denuncias de mujeres violentadas en ese hospital. “Todas coincidimos en que estos hechos hay que denunciarlos en la justicia y también en las calles”, haciendo referencia a las 3 movilizaciones que realizaronhacia el hospital para visibilizar sus reclamos. “Ahora estamos organizando una manifestación directamente hacia el municipio de Morón, porque en el hospital no nos recibe nadie”, finalizó Villordo.

Tiempo llamó en varias oportunidades al Secretario de Salud Hernán Galimberti y a la directora del hospital, Viviana Bertolini pero no quisieron dar testimonio. Bertolini atendió una sola vez su teléfono y cuando preguntamos por estos hechos para concretar una entrevista personal, cortó la llamada y no volvió a atenderlo. La abogada de la Secretaría de Salud, Lorena Castanheira, dijo no tener conocimiento de estas denuncias y sostuvo que estos temas los maneja la prensa de la municipalidad de Morón. La máxima responsable de comunicación de la intendencia, que pidió no ser identificada, manifestó que “la única denuncia recibida hasta el momento fue la de Laura Cáceres, una mujer que sufrió violencia obstétrica y que su beba Alma nació en coma como consecuencia de la mala praxis”, denuncia que también salió publicada en este diario el domingo 11 de marzo.

Esta nota fue posible gracias al apoyo de nuestros lectores.

Su aporte nos permite hacer periodismo sin condicionamientos. El sueño de un medio libre no es solo nuestro.

SEAMOS SOCIOS