Valeria Carreras, abogada que representa a la querella mayoritaria de los familiares de la tripulación del ARA San Juan, aseveró este viernes que para los familiares de los submarinistas fue «un alivio» el procesamiento del expresidente Mauricio Macri en la causa tramitada en el juzgado de Dolores que investiga las maniobras de espionaje ilegal, aunque consideró que el expresidente «va a hacer tiempo» con recursos y apelaciones. «El procesamiento de Macri fue un alivio para los familiares del ARA San Juan», dijo Carreras en diálogo con la radio online Futurock FM. A su vez consideró que el expresidente «va a empezar con las apelaciones, los recursos, las quejas, va a hacer tiempo», e insistió: «Su primer intento fue llevar la causa a su club de pádel».

En las últimas horas se conoció que la defensa de Macri ultima detalles de la apelación que presentará al procesamiento dictado esta semana por el juez federal subrogante de Dolores Martín Bava en la causa que se le sigue al expresidente por presunto espionaje ilegal a los familiares de los tripulantes del submarino ARA San Juan. Fuentes del entorno del exjefe de Estado señalaron a Télam que el lunes vence el plazo para apelar esa decisión del magistrado, por lo cual se espera de aquí a ese día la presentación judicial por medio de su abogado Pablo Lanusse.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

En sus declaraciones, la abogada Carreras sostuvo que la «pregunta obligada» es si el Gobierno de Macri «trataba de tapar algo más con lo del submarino» o entonces «por qué espiaron (a las madres de los submarinistas) si no eran peligrosas y su única arma era una bandera». «Pedían la verdad y que los busquen y les mintieron desde el minuto cero», resaltó la letrada y afirmó que los familiares de la tripulación del submarino hundido en noviembre de 2017 «tienen la certeza de que esta causa se relaciona con la causa grande», en referencia a la causa tramitada en el juzgado federal de Caleta Olivia (Santa Cruz) que investiga el supuesto ocultamiento de la ubicación del Submarino ARA San Juan luego de su hundimiento.

Carreras recordó que la causa por espionaje ilegal «empezó el 25 de abril de 2018» cuando los familiares comenzaron a tener la sospecha de que eran escuchados. La abogada explicó que «parte de mis representadas cuando se reunían en una casa metían los celulares en los microondas para hablar porque tenían la certeza de que las estaban espiando y escuchando».

No obstante, señaló que «el macrismo explícito en su máximo expendedor archivó la causa y no se activó» porque «en ese gobierno todos tenían conocimiento de que había un despliegue de inteligencia al menos irregular». «Ahora (Oscar) Aguad confiesa que dieron de baja los 44 celulares de los tripulantes», subrayó.