Luego de un mes de especulaciones, el presidente Alberto Fernández finalmente amplió el temario del período de sesiones extraordinarias del Congreso e incluyó un tema que, por su formulación, despertó todo tipo de interpretaciones dentro de la Cámara de Diputados. El punto siete del decreto, difundido en la noche de este viernes, plantea: “Emergencia Sanitaria y Calendario Electoral 2021”. El último proyecto presentado al respecto lleva la firma del tucumano Pablo Yedlin, del Frente de Todos, y plantea la suspensión de las PASO por el impacto de la pandemia y por razones económicas, pero no es el único que tiene estado parlamentario. Hay otros, como el presentado por la radical Carla Carrizo, que propone postergar las Primarias para septiembre y realizar los comicios con boleta única de papel.

El decreto 38/2021 fue leído como una ofrenda de la Casa Rosada a los gobernadores del “Norte Grande”, que hace dos días le insistieron a Fernández en suspender las Primarias de este año. La iniciativa es encabezada por el mandatario tucumano Juan Manzur y en Diputados fue presentada por Yedlin junto con otros legisladores de San Juan y Salta, entre otras provincias. Sin embargo, a un mes de su ingreso a la Cámara, no sumó el respaldo de la mayoría del bloque del Frente de Todos, ni del presidente de la bancada, Máximo Kirchner. El dato confirma que no hay una posición unánime del oficialismo sobre el asunto y que los tiempos apremian, porque el año electoral ya comenzó.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

Los riesgos políticos de llevar adelante un cambio de las reglas de juego son mayores con las urnas tan cerca. En la coalición oficialista algunos consideran que es una decisión totalmente desaconsejable y hay que mantener el cronograma como está. Para otros, no queda otra ante la pandemia y la ausencia de certezas sobre los tiempos del plan de vacunación.

Con ese escenario por delante y contrarreloj, en la Casa Rosada resuena un concepto unánime: que si hay cambios, se concreten con el mayor acuerdo político posible de la oposición. Así como no hay consenso en el FdT, tampoco se confirma en Juntos por el Cambio. Los gobernadores radicales Gerardo Morales (Jujuy) y Gustavo Valdés (Corrientes) adhieren al operativo clamor que ahora sostienen bajo el paraguas del “Norte Grande”, con un sector del peronismo al lado, pero el jefe de Gobierno porteño está totalmente en desacuerdo con suprimir las Primarias.

Es la misma posición que tiene la mayoría de los integrantes del conglomerado macrista y también sus socios de JxC. De hecho, una parte del radicalismo no está de acuerdo en cambiar el cronograma, pero en el bloque respaldan el proyecto de Carrizo que no suprime las PASO, pero propone postergarlas para mejorar las condiciones ante la pandemia. La diputada nacional por la Ciudad de Buenos Aires pertenece al espacio Evolución de la UCR, que conduce el senador nacional Martín Lousteau. Al igual que Larreta, forma parte de un acuerdo entre los socios porteños de JxC para defender las PASO ante el intento de suprimirlas, que ya suma el respaldo de diez gobernadores.

La discusión nacional tiene un correlato inmediato: hay varios territorios, pero especialmente la Ciudad y la Provincia de Buenos Aires, que tienen leyes propias para realizar las Primarias en adhesión a las nacionales. En el Senado bonaerense el Frente de Todos no tiene mayoría para cambiar esa ley, aunque hasta ahora el gobernador Axel Kicillof no se pronunció y aguarda a que se resuelva la cuestión nacional dentro del Congreso. Este viernes, el senador bonaerense Roberto Costa, que preside el bloque de JxC en ese recinto, admitió que no hay una posición común en su espacio. “Que permanezcan donde son necesarias y no usarlas como una encuesta gigantesca”, disparó el legislador para hacer un guiño a una eventual reforma provincial que combine con los cambios nacionales.

La resistencia de los gobernadores que quieren mantener el cronograma también se escuchó el jueves en la reunión de los caciques norteños con Fernández. No se conocen los términos de la respuesta presidencial cuando sus anfitriones le reiteraron el reclamo sobre las PASO. En la Casa Rosada no aportaron detalles, pero confiaron que la reunión que se realizó en Chilecito, La Rioja, estaba planificada como un evento abierto y con discursos, pero finalmente fue completamente cerrado. Ese giro organizativo alimenta las intrigas sobre el tono de la reunión y la posibilidad de que Fernández haya hecho tronar su malestar con los que quieren desdoblar sus elecciones provinciales de las nacionales. El salteño Gustavo Sáenz ya firmó un decreto para realizarlas el 4 de julio y el misionero Oscar Herrera Ahuad evalúa hacer lo mismo.

Con esas tensiones a cuestas, el decreto publicado este viernes puso en marcha la carrera contra el tiempo para realizar cambios en el calendario de votaciones. Una alta fuente confió a Tiempo que los mandatarios del “Norte Grande” van a armar una comisión encargada de hablar con los jefes de todos los bloques legislativos y preparan un proyecto espejo en el Senado. La mesa de lobby legislativo tendrá a Manzur y Jorge Capitanich (Chaco) por el oficialismo, a Morales y Valdés por JxC, y a dos por los “independientes”: la rionegrina Arabela Carreras y Herrera Ahuad (Misiones).

En la Cámara Baja confirmaron a este diario que la mención elíptica del punto siete del decreto busca habilitar todos los textos presentados que impulsan cuestiones vinculadas a la “Emergencia Sanitaria y Calendario Electoral”. Junto con los suscriptos por Yedlin y Carrizo hay otros en danza, como los presentados por el bloque lavagnista, que el año pasado promovió la suspensión de las PASO y para este año, junto con el santafesino Luis Contigiani, del Frente Progresista, Cívico y Social, impulsan la utilización de la boleta única de papel. También existe otra propuesta del mendocino José Luis Ramón, quien en septiembre se anotó el primer proyecto para suprimir las Primarias. Sin embargo, quedarían habilitados en extraordinarias los que apelan a este año electoral y no otras propuestas. Algunas de ellas son incómodas para la resistencia actual del PRO a cambiar el sistema electoral, como la firmada por el macrista Pablo Tonelli, que plantea la eliminación permanente de las PASO por “inconstitucionales”. «