El ministro de Energía, Juan José Aranguren, reconoció que “no habían calculado” la totalidad del impacto de los aumentos tarifarios en los servicios en los usuarios.

Tras la reunión con el presidente Mauricio Macri y el fallo judicial que limitó los incrementos a un 400 por ciento, el ex CEO de Shell intentó explicar la postura del gobierno nacional con respecto a los incrementos tarifarios.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

“Hubo un 25% de gente con impactos tarifarios que no habíamos calculado”, reconoció en diálogo con Radio Nacional, aunque sostuvo que “la reforma de tarifas fue progresiva” porque “hubo un cuidado a los más débiles”, indicó el funcionario.

En medio de los cuestionamientos, Aranguren adelantó que “esta reforma no fue completa”, sin embargo aseguró que “no va a haber cambios tarifarios en lo que queda del año”.

“Estamos implementando un tope de no más del 400% del importe pagado en el mismo mes de 2015. Con esta medida estamos recuperando el 70% del costo”, explicó el ministro, quien dijo que “el incremento del consumo fue del 50% sobre el 2015”.

“Intentamos cuidar a quienes tienen menor consumo. La tarifa social alcanza a 1.550.000 persona que reciben gas por redes y 2.000.000 que reciben gas envasado”, finalizó.