El juez federal de Dolores, Alejo Ramos Padilla, le reclamó al fiscal Carlos Stornelli que pese a que se han vencido todos los plazos aún no entregó su pasaporte ni cumplió con el embargo de diez millones de pesos que le impuso como parte de su procesamiento para “garantizar su sujeción al proceso y la concurrencia a tribunales cuando sea convocado”. Stornelli le respondió acusándolo de estar montando “un show mediático”.

El juez concedió los recursos de apelación contra los nuevos procesamientos que dictó contra Stornelli y, entre otros, el falso abogado Marcelo D’Alessio, el periodista Daniel Santoro y el ex fiscal del Triple Crimen de General Rodríguez Juan Ignacio Bidone. Eso incluye el recurso de Stornelli contra “la caución y las reglas de conducta impuestas, por tratarse de medidas cautelares tendientes a asegurar los fines del proceso”.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

Pero independientemente de mandar la resolución a la Cámara Federal de Mar del Plata para que la confirme o la revoque, Ramos Padilla advirtió que “ha transcurrido el plazo otorgado a Carlos Stornelli para que dé cumplimiento a las medidas dispuestas -caución real y entrega de pasaportes- tendientes a disminuir los riesgos procesales, garantizar su sujeción al proceso y en particular su concurrencia a los tribunales cuando sea convocado”.

“En vista de ello, hágasele saber que se le concede un nuevo término de tres días para dar cumplimiento con estas medidas de sujeción al proceso bajo apercibimiento, en caso de un nuevo incumplimiento injustificado, de disponer lo que por derecho corresponda”, notificó el juez al fiscal porteño.

En un párrafo posterior, que parece encerrar cierta ironía, Ramos Padilla escribió: “para el caso de no contar con la suma de dinero fijada en la caución real, podrá solicitar modificaciones o readecuaciones, ofrecer bienes a embargo y alternativas que cumplan con el mismo o similar alcance las finalidades que se pretenden alcanzar con las medidas fundamentalmente a cautelares garantizar la dispuestas sujeción al proceso”.

Stornelli, por su parte, al apelar la ampliación de su procesamiento, criticó con dureza el accionar de Ramos Padilla. Mediante un escrito presentado por su abogada, Raquel Pérez Iglesias, se preguntó respecto de la extensa resolución, de más de 1.100 páginas firmada por el juez, y la reiterada descripción de los hechos que se le imputan: “¿Habrá obedecido ello a favorecer el show mediático desde su inmediata publicación, y para dar la apariencia de un sustancioso y voluminoso fallo, buscando cubrir así sus graves falencias probatorias y argumentativas? ¿O habrá quizás perseguido la intención de ejercer algún tipo de presión indebida sobre los camaristas que tienen bajo su órbita, precisamente, la revisión de esos mismos hechos reeditados?”.

Stornelli reiteró que Ramos Padilla no es el juez competente para intervenir en esta investigación, por lo menos en lo que a él atañe. “El magistrado finalmente debió declararse incompetente en razón del territorio”.

Pero además le reprochó que “durante diez meses y medio ignoró todos los pedidos de evacuación de citas vertidas en la declaración indagatoria cumplida el 29 de noviembre de 2019, impidiendo desvirtuar las hipótesis falsas que se le enrostran, desoyendo asimismo la presentación que organizara todos los elementos ofrecidos en los descargos escritos y en la deposición oral, y cuyo pronto despacho se instara luego en tres oportunidades”.