La policía de la Provincia de Buenos Aires detuvo al único prófugo de la causa en la que el juez federal de Dolores, Alejo Ramos Padilla, investiga una supuesta asociación ilícita cuyo principal referente es el falso abogado Marcelo D’Alessio.

Se trata del financista Marcelo Patricio González Carthy de Gorriti, quien fue arrestado esta mañana por personal de la Comisaría Séptima de Pilar. La detención fue comunicada al juzgado, que dispuso el traslado y la convocatoria del nuevo detenido para el próximo viernes por la mañana.

Desde mayo pasado, el juez Ramos Padilla mantenía vigente una orden de captura nacional e internacional contra González Carthy de Gorriti y Aldo Eduardo Sánchez, ambos vinculados con un grupo de WhatsApp denominado “Buenos Aires”, que también integraban el empresario Pablo Bloise, el ex espía y policía Ricardo Bogoliuk y el propio D’Alessio.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

Carthy de Gorriti había pedido reiteradamente la exención de prisión e incluso había acordado la entrega para prestar declaración indagatoria, cosa que nunca ocurrió.

El Grupo Buenos Aires está sospechado de haber sacado del país multimillonarias cantidades de euros mediante un mecanismo de triangulación que incluye a las Islas Comoras y varias ciudades de Europa, a través de empresas constructoras dedicadas –entre otros rubros- a la obra pública.

Las presuntas maniobras de lavado fueron descubiertas a partir de documentos y diálogos encontrados en el teléfono de D’Alessio.

Esos documentos mencionan operaciones por montos superiores a los 500 millones de euros.

El grupo, según la acusación, se dedicaba “a relacionar a los actores intervinientes en estas operaciones, con trato directo con ellos en diversas oportunidades, y materializar de ese modo transferencias monetarias de cientos de millones de euros entre distintos países, con procedimientos que dificultasen tanto la trazabilidad de los verdaderos emisores y receptores de los fondos como conocer su verdadero origen. Y al mismo tiempo para intentar darle sustento legal a la tenencia del dinero al introducirlo al circuito bancario».

Ramos Padilla pidió colaboración en la investigación a la Unidad de Información Financiera (UIF) y a la Dirección de Asesoramiento Económico y Financiero de la Procuración General de la Nación.