En paralelo al cierre nacional, la Legislatura bonaerense vivió ayer también una jornada de rosca frenética por las listas que terminarán definiendo la nueva composición en noviembre. Ambas cámaras renuevan este año la mitad de sus cargos: 46 escaños en Diputados y 23 en el Senado. El objetivo del oficialismo es conseguir la mayoría en el Senado, que hoy está en manos de Juntos por el Cambio.
¿Qué pone en juego cada fuerza política? El Frente de Todos es hoy la primera minoría en la Cámara baja: tiene un bloque de 45 y renueva 22 lugares. Juntos por el Cambio tiene 38 bancas y arriesga 19. Además terminan su mandato en diciembre 3 diputados de Cambio Federal -el sector de Emilio Monzó y Gustavo Posse-, uno del Frente de Izquierda y otro de la bancada “17 de Noviembre”, aliada del oficialismo. Las secciones que votan diputados son la Segunda, la Tercera, la Sexta y la Octava (La Plata).

La gran disputa se librará en el Senado, donde la oposición ostenta hoy la mayoría con un bloque de 26 senadores contra 20 del FdT. Cambiemos arriesga 16 de esos lugares -obtenidos en la elección de 2017- y el peronismo 7. El objetivo del gobierno es obtener al menos la paridad: esto es, 3 bancas más. El PRO puja por mantener el número y que la interna con la UCR no termine rompiendo el bloque.
Las secciones que eligen senadores este año son cuatro: la primera (conurbano norte y oeste); la cuarta (noroeste), la quinta (costa y este bonaerense) y la séptima (centro de la provincia). En las tres del interior, el Frente de Todos perdió en 2019 y también en 2017, por mayor diferencia aún.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

En el caso de la primera, el FdT competirá con el senador Luis Vivona -ligado al intendente de Malvinas Argentinas, Leonardo Nardini- y con la ministra de Gobierno, Teresa García, a quien Kicillof también quiere para conducir el bloque como ya lo hizo hasta diciembre de 2019. En este caso se eligen 8 senadores. En 2017, Cambiemos se quedó con 5 y Unidad Ciudadana con 3. La apuesta es invertir esa ecuación.

Por el lado del PRO, abrirá la lista Cristian Gribaudo, extitular del IPS; seguido de la actual senadora Daniela Reich -esposa del intendente de Tres de Febrero, Diego Valenzuela-, y del exintendente de Morón, Ramiro Tagliaferro. Por la UCR, encabezará Joaquín De la Torre, exministro de Gobierno de Vidal.
En la cuarta se votan 7 senadores. Por el oficialismo, encabeza el intendente de Carlos Casares, Walter Torchio. La lista de la UCR lleva a la intendenta de General Arenales, Erica Revilla, seguida del exdiputado Marcelo Daletto, del sector de Emilio Monzó.

En la quinta sección, bastión complicado para el peronismo, se renuevan 5 senadores. Por el FdT el elegido es Pablo Obeid, jefe regional de ANSES en Mar del Plata y pareja de Fernanda Raverta. El radicalismo lleva a Ariel Bordaisco, presidente del Concejo Deliberante de Mar del Plata, y “Juntos” a Alejandro Rabinovich, hombre del intendente Guillermo Montenegro.

En la séptima sección se votan 3 senadores y es donde el gobierno apuesta a conseguir al menos uno. Para ello, ubicó en el primer lugar al diputado nacional Eduardo “Bali” Bucca, quien formalizó su pase del randazzismo al FdT hace unas horas.

“Juntos”, en tanto, coonfirmó a Diego Robbiani, funcionario del intendente de Olavarría, y la UCR al senador Alejandro Celillo. «