Este miércoles el oficialismo, el massismo y gran parte del Bloque Justicialista intentarán excluir de su banca al diputado Julio De Vido por “indignidad moral” en una sesión especial. Atrás quedó la “inhabilidad moral”, figura que reluce en el artículo 66 de la Constitución, tan mentado por los legisladores que no se tomaron las siempre valoradas vacaciones de invierno. De esta manera, el oficialismo y sus aliados harán uso de la fuerza de la mayoría para intentar sacar de su banca a un diputado que tiene cinco procesamientos judiciales.

La sesión especial del miércoles será pedida en la reunión del martes de la comisión de Asuntos Constitucionales, que preside Pablo Tonelli. Allí saldrá el dictamen que propondrá la exclusión del ex ministro de Planificación. Si el oficialismo logra los dos tercios de la Cámara, De Vido quedará excluido. Para esto, el oficialismo cuenta con sus votos propios y los del massismo. Necesitarán un total de 172 votos para eyectar al ex ministro de su cargo.
La maniobra nació el miércoles pasado, luego de la reunión de la comisión de Asuntos Constitucionales, cuando prevaleció la propuesta de sacar el dictamen que lleva la firma de Graciela Camaño, que remplazó a Elisa Carrió en la autoría con este cambio de figura de “inhabilidad” a “indignidad” moral.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

En tanto, el Frente para la Victoria cuenta con un núcleo duro de 72 votos en contra de ese procedimiento. También los cuatro legisladores del Frente de Izquierda podrían votar en ese sentido, pero todavía no está definida la posición que llevarán al recinto. Para bloquear la exclusión de De Vido harán falta 86 votos.

El Bloque Justicialista tiene reunión recién el martes por la tarde y allí terminará de debatir su postura. Sin embargo, el salteño Pablo Kosiner adelantó que votará para excluir a De Vido. Según fuentes cercanas, Javier David, coprovinciano de Kosiner y compañero de la comisión, votaría de igual manera. Ya en la sesión, el presidente de este bloque, Oscar Romero, partidario del espacio político de Florencio Randazzo, votará para que De Vido se vaya.

Sin embargo, no se descarta que alguno de los 17 integrantes del bloque escindido del FpV, se ausente de la sesión especial del miércoles. Queda saber cómo votarán los seis santiagueños del Frente Cívico, los cinco misioneros, los tres puntanos de Compromiso Federal y los tres de unión por Córdoba.

Teresa García, del FpV e integrante de la comisión, sostuvo en diálogo con Tiempo que “hay diputados que no son del FpV que están en contra de esta decisión anticonstitucional de flagrante violación. ¿Qué valor va a tener el Congreso? Ninguno. A cualquier diputado le ponen una denuncia y con la categoría inhabilidad o indignidad moral lo sacan”. La diputada recordó que sobre Guillermo Duran Cornejo de Cambiemos pesan denuncias por acoso sexual y Eduardo Amadeo enfrenta un procesamiento por lobby en la venta de armas a Estados Unidos.

Camaño apoyó que De Vido tenga posibilidades de concurrir el día martes a defenderse o nombrar un apoderado que venga a hacerlo en nombre suyo».

Soledad Sosa del Frente de Trabajadores de Izquierda adelantó: “No vamos a permitir ese antecedente de inhabilidad moral porque su moral no es la nuestra. Su moral los lleva a reprimir trabajadores como en Pepsico.”  «