En la mañana del sábado, Andrés «Cuervo» Larroque, referente de La Cámpora y ministro de Desarrollo de la provincia de Buenos Aires, publicó un tuit criticando «el silencio y la parsimonia del gobierno frente al ataque al despacho de la Vicepresidenta» Cristina Fernández de Kirchner.

Pasado el mediodía del mismo día, el ministro nacional de Seguridad, Aníbal Fernández, utilizó la misma plataforma para referirse a la publicación de Larroque y responderle. «Ante la agresión, el Presidente se comunicó con Cristina y un colaborador interesándose por la situación y poniéndose a disposición después de ello, me llamó a mi instruyéndome para que actuemos con rigor como lo hicimos y sin reprimir, recordando que venimos todos de la misma escuela», afirmó Fernández.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

En ese posteo recordó un tuit que él mismo había publicado, en el que sostenía «Deplorable situación con disturbios. La Ciudad es jurisdicción cedida hace unos años. Con la PFA insistimos en actuar sin represión pero haciendo terminar de inmediato con los desmanes. Se recordará los heridos y la violencia cuando se tratara la reforma jubilatoria».

El ministro de Seguridad, continuó su hilo al afirmar: «Tantos años he pasado al lado de Cristina y Néstor que los asumo como familia» y destacó: «Lo he dicho y guardo mis expresiones de afecto que solo expreso con el cuidado de lo privado. He trabajado en todo lo que fue pedido: duro o no tanto, estando de acuerdo o no. Y siempre estaré».

«Según pasan los años, me he ganado el derecho a opinar y bancar lo que siento correcto (puede que eso no guste)», sostuvo y señaló: «Como responsable de la seguridad me ocupé del cuidado de la persona de Cristina sin que se diera cuenta, con personal de civil. El Presidente está al tanto».

«En estos momentos estamos abocados a identificar a los responsables de los desmanes, sabiendo que los piedrazos a la oficina de Cristina, fueron deliberados. Sin duda», dijo y afirmó: «Ya está judicializado y estoy convencido que daremos con los responsables y el presidente está al tanto «.

«Porque te aprecio y te respeto, no dudé en responderte», continuó su hilo el funcionario nacional y sostuvo: «Me enamora la expresión de Juan Perón afirmando: ‘Quienes quieran oír que oigan, quienes quieran seguir que sigan, mi empresa es alta y clara mi divisa, mi causa es la causa del pueblo, mi guía la bandera de la patria'».

En esa línea, destacó: «Seguramente pensamos muy parecido y te siento un gran compañero» y finalizó: «Un fuerte abrazo peronista».

Kicillof definió como «atentado» el ataque al despacho de CFK

El gobernador de la provincia de Buenos Aires, Axel Kicillof, repudió el «atentado» que sufrió la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner en su despacho del Senado, cuando manifestantes arrojaron el pasado jueves piedras al Parlamento y remarcó que ese hecho «puso en riesgo la integridad física» de la expresidenta.

«Toda mi solidaridad con Cristina Kirchner que ayer sufrió un atentado en su despacho del Congreso de la Nación», escribió anoche Kicillof en su cuenta de Twitter, al igual que lo hicieron diferentes dirigentes del Frente de Todos.

Por su parte, el jefe de ministros provincial, Martín Insaurralde, se expresó en el mismo sentido por las redes sociales al expresar su «solidaridad con la vicepresidenta, Cristina Fernández de Kirchner, y los legisladores que la acompañaban cuando ocurrió el ataque a su despacho. “Absoluto repudio a la violencia como forma de manifestarse”, añadió.

También repudió los hechos el ministro de Justicia, Julio Alak, quien a través de su cuenta de la red social Twitter sostuvo que el ataque “representa un acto de violencia inadmisible y gravísimo contra las instituciones de un estado democrático y social de derecho”.