Faltan 30 días para la inscripción de precandidaturas pero los dirigentes del PRO corren una carrera de tiempo mucho más corta. Sus movimientos reflejan que algo es inminente. Posiblemente sea la decisión que adoptará la exgobernadora María Eugenia Vidal sobre el distrito desde donde competirá en las próximas elecciones. Sin embargo, mientras sigue la cuenta regresiva, el jefe de Gobierno, Horacio Rodríguez Larreta, ya mantuvo tres reuniones con intendentes de la provincia de Buenos Aires. Y este viernes tendrá una reunión reservada con el expresidente Mauricio Macri.

Este año no se presentará, pero la rosca que construye en provincia es la previa del desembarco que hará su vicejefe de Gabinete, Diego Santilli, para postularse como candidato a diputado nacional por Buenos Aires. Arrancó el viernes pasado en Olavarría. Siguió el martes en Lanús y este jueves visitó el partido de Tres de Febrero. El raid empezó accidentado por las críticas que el intendente de Vicente López, Jorge Macri, le lanzó a Rodríguez Larreta contra la postulación de Santilli. Desde aquella advertencia el alcalde porteño tejió una nueva cita en el sur del conurbano, con el intendente de Lanús, Néstor Grindetti, como anfitrión, y este jueves fue recibido por Diego Valenzuela, el que mejor mide entre todos los jefes comunales macristas.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

Desde la foto de Lanús comenzó a mostrarse Santilli, rodeado de los intendentes que prefieren su candidatura a la del primo Jorge, que preside el PRO provincial y está dispuesto a pedir licencia de su cargo para pelear en las próximas legislativas. El martes pasado junto a Santilli estuvieron Julio Garro, jefe comunal de La Plata, Guillermo Montengro, de General Pueyrredón, y Héctor Gay, de Bahía Blanca. Este jueves en la escena estuvieron Valenzuela, los exindententes de Morón, Ramiro Tagliaferro y de Pilar, Nicolás Ducoté. Junto a ellos estuvieron los referentes de la agrupación «La Territorial», aunque en realidad los conocen como «Los sin tierra» porque son oposición en municipios gobernados por el peronismo.

En los dos encuentros de esta semana también estuvieron Larreta, Santilli y el titular del bloque macrista en Diputados, Cristian Ritondo. Este jueves la presencia fue mucho mayor, por la visita del diputado bonaerense Alex Campbell, el exministro de Educación  que pelea la intendencia de La Matanza, Alejandro Finocchiaro, el exministro bonaerense Santiago López Medrano, que activa en San Martín, y el exintendente quilmeño Martiniano Molina, entre otros dirigentes y funcionarios, como Lucas Delfino, de Hurlingham, que fue secretario de asuntos municipales de la administración de Macri y ahora trabaja en el gobierno porteño para el armado nacional de la candidatura presidencial del alcalde porteño.

La apuesta de Rodriguez Larreta fue rodear de encuentros bonaerenses la reunión que este martes realizó la Mesa Nacional de Juntos por el Cambio. El miércoles, los socios de la alianza se volvieron a encontrar en forma presencial. Repasaron el mapa nacional, pero hicieron foco en la exposición de Maricel Etchecoin (CC), Maximiliano Abad (UCR) y Jorge Macri (PRO), los tres presidentes partidarios en la provincia.

El radicalismo bonaerense viene de presentar a Facundo Manes como posible cabeza de lista, con el objetivo de competir con Santilli o con la fundadora de la Coalición Cívica, Elisa Carrió, que habilitó al titular del partido a nivel nacional, Maximiliano Ferraro, para que recuerde que ella está dispuesta a encabezar la lista.

Lilita no quiere una interna abierta porque la CC no tiene una lista propia para disputar la provincia, pero está dispuesta a negociar una lista de unidad. Algo similar a lo que ahora desliza Vidal para la Ciudad: encabezar una escudería de candidatos de los tres partidos en el marco de un pacto de unidad que busque transformar a la Capital en un bastión que fortalezca a JxC frente al peronismo.

El tema será el plato central de la reunión que mantendrán el expresidente Macri y Rodriguez Larreta. Este jueves por la noche, en declaraciones televisivas, el fundador del PRO blanqueó que volvió a hablar con Carrió por primera vez en más de un año y también que mantiene grandes diferencias con el alcalde porteño por las internas que se avecinan.

El expresidente considera que Rodríguez Larreta no debería adelantar el escenario de 2023 para este año y mucho menos que Vidal deje la provincia.  «Yo quería que fuera Vidal, por sentido común. No voy a opinar sobre si Vidal es mejor candidata. Horacio está muy bien posicionado para el 2023», aseguró, y luego sostuvo: «Ha muchos a los que les gusta el off, a mí no. Yo prefiero una conversación mantenerla en privado».

Es lo que hará el expresidente cuando se reúna con Rodríguez Larreta, en otro capítulo de la pelea de fondo que mantienen por el liderazgo del PRO y de Juntos por el Cambio.