Cinco abogados denunciaron al camarista federal porteño Mariano Llorens por dos presuntas visitas a Casa de Gobierno y a la residencia de Olivos durante la presidencia de Mauricio Macri. La denuncia fue presentada en los tribunales federales de Retiro y quedó sorteada en el juzgado de Sebastián Casanello, informaron a Télam fuentes judiciales. Los denunciantes son los abogados Rafael Resnick Brenner, Jorge Chueco, José Ubeira, Adrián Albor y Héctor Rodríguez. Por sus visitas a Macri en la quinta de Olivos y en la Casa Rosada son investigados en otra causa judicial dos jueces de la Cámara Federal de Casación, Mariano Borinsky y Gustavo Hornos.

Según la presentación, el camarista habría visitado a Macri en coincidencia con fallos vinculados a causas de interés para el Gobierno, firmados como miembro de la Cámara Federal porteña, instancia de apelación intermedia de los doce juzgados del fuero. Llorens fue nombrado el 8 de junio de 2018 tras concursar el puesto para una vocalía vacante en la sala I de ese Tribunal, y se habría reunido con Macri el 17 de diciembre de 2018 en Casa Rosada y el 6 de septiembre de 2019 en la Quinta de Olivos.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

Esto, para los denunciantes, sería “una grave trasgresión al reglamento para la justicia nacional”. “Los jueces no están autorizados a tener relación con el Presidente de la Nación de esa manera y menos en secreto”, sostuvieron en el escrito, según fuentes judiciales. Los abogados aludieron a un “patrón que se repite no solo con el juez Llorens, sino también con otros jueces y fiscales, quienes luego de reunirse con Macri o con integrantes de la “Mesa Judicial M”, se pronunciaron en diversos expedientes agravando las situaciones procesales de opositores o bien alivianando la situación procesal de los funcionarios de aquel Gobierno, amigos y/o familiares”.