El presidente del bloque de diputados nacionales del Frente de Todos, Germán Martínez, consideró este lunes que, una vez que ingrese al Congreso el acuerdo con el Fondo Monetario Internacional (FMI), se dará un debate intenso pero abreviado en el tiempo» con la intención de que tenga «una resolución en el menor tiempo posible». En ese marco, insistió con que trabajará «para despejar dudas» en la Cámara baja y para que pueda tener «la mayor cantidad de votos positivos posible» el acuerdo para refinanciar la deuda por U$S 44.000 millones contraída por el gobierno de Mauricio Macri durante la última etapa de su gestión.

«Hay que hacerle un debate intenso pero abreviado en el tiempo, de manera de tratar que el tema tenga una resolución en el menor tiempo posible», sostuvo esta mañana el titular de la bancada oficialista en Diputados, en declaraciones formuladas a El Destape Radio. Allí, reiteró la importancia de conversar con todos los integrantes de esa bancada «para tratar de escuchar las posiciones y cuáles son los argumentos para despejar dudas, y que podamos tener la mayor cantidad de votos positivos y la expresión en el recinto más convergente posible».

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

Además, el diputado sostuvo que el acuerdo se debatirá «en un contexto muy particular, con una coalición que lleva adelante los destinos de la Argentina y del otro lado una oposición, que tiene una configuración donde las miradas no son absolutamente unánimes casi en ningún tema».

En otro orden, el legislador precisó que «si aprobamos el acuerdo no perdemos ninguno de los atributos que la Constitución Nacional le brinda a la Cámara de Diputados y al Congreso». «Vamos a tener la totalidad de las herramientas para poder seguir haciendo nuestra tarea y poder seguir legislando en función de los intereses del pueblo argentino», subrayó. Consideró, no obstante, que «no va a ser fácil el camino» y sostuvo que, «a veces, hay una idea de que, firmando el acuerdo con el Fondo, nosotros prácticamente relegamos o abandonamos la posibilidad de transformación de parte de nuestro espacio político y yo no estoy de acuerdo con eso».