La flamante portavoz presidencial, Gabriela Cerruti, aclaró que nunca estuvo prevista la presencia del presidente Alberto Fernández en la movilización realizada este domingo en la Plaza de Mayo en un nuevo aniversario del 17 de octubre, y repudió en nombre del gobierno nacional los actos de vandalismo que dos personas realizaron sobre el homenaje a las personas fallecidas por Covid, ubicado sobre las escalinatas del monumento a Manuel Belgrano.

“No estaba previsto que Alberto Fernández fuera al acto de ayer. Nunca fue parte de su agenda. Lo que hizo el Presidente fue convocar a las movilizaciones por el 17 de octubre, alentarlas. Las siguió mientras se desarrollaban y celebró el regreso del peronismo a las calles”, sostuvo Cerruti en diálogo con la radio Urbana Play.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

La presencia de Fernández en el acto nunca fue anunciada oficialmente y surgió como un rumor mientas miles de personas llegaban a la Plaza de Mayo para sumarse a la convocatoria realizada tanto por el jefe de Estado como por la vicepresidenta Cristina Kirchner, quien alentó especialmente la participación en esa movilización y la resignificó como una ratificación de la “vigencia del peronismo”. La falta de una desmentida por parte de la Casa Rosada y la presencia de buena parte de los ministros del gabinete nacional en la Plaza, también contribuyeron a acrecentar la expectativa.

“Se trató de una movilización muy fuerte en la que participaron funcionarios del Gobierno, el gobernador de la Provincia de Buenos Aires y diputados y diputadas de nuestro bloque” sostuvo Cerruti.

Sobre la intervención de un grupo aislado de personas que avanzó sobre las piedras homenaje a las víctimas del Covid para despegar carteles del Monumento a Belgrano, Cerruti sostuvo: “Los hechos de vandalismo llevados adelante por dos personas, que fueron muy puntuales, ensombrecen la comunicación pública del acto pero no al acto en sí. Los repudiamos, no representan el espíritu de lo que fue el encuentro”.

La oposición y sus medios asociados aprovecharon ese episodio para desvirtuar el masivo acto del peronismo y sus aliados a través de las redes sociales. El mismo domingo, el ministro del Interior, Eduardo De Pedro lo repudió a través de su cuenta en Twitter: “Las dos personas que arrancaron los carteles en la Plaza están equivocadas y no representan el espíritu de la convocatoria de hoy. Se vivió una hermosa jornada, llena de amor y lealtad, por eso lamento que este hecho empañe un encuentro pacífico de miles de argentinos”, expresó.

De Pedro también aludió al uso que hizo de ese hecho: “Son actitudes tan censurables como la de algunos dirigentes de la oposición, que a partir de un hecho aislado promueven el odio contra un sector de la sociedad que hoy se expresó democráticamente. Recordemos a los argentinos que se llevó la pandemia con respeto y sin mezquindades”, concluyó.