Restan dos semanas para las elecciones legislativas del 14 de noviembre y las encuestas no encuentran cambios significativos respecto de los resultados de las PASO. Analistas consultados por Tiempo coinciden en que las variaciones en los principales distritos del país son por escasos puntos. Lo mismo sucede con las personas indecisas, que se mantienen en los niveles de septiembre.

El director de Opina Argentina, Facundo Nejamkis, sostuvo que la tendencia es muy parecida a la que dominó las Primarias: “No se ha profundizado la diferencia, pero tampoco se ha achicado”.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

En la provincia de Buenos Aires se da el mismo fenómeno, con la particularidad de que los intendentes del Frente de Todos tienen un aumento de la imagen positiva. Sin embargo, eso no implica un incremento de votos para el gobierno. “Navegamos entre la contradicción de un escenario macro, que parece inmutable, y uno micro en el que se ve que las figuras de los intendentes aumentan significativamente su imagen positiva. Si esto va a tener un impacto en términos electorales o no, es una incertidumbre. Por el momento, no parece. Pero falta un tramo de campaña. Hay que estar atentos a ver si este fenómeno tiene que ver con un cambio de tendencia. Lo que se recoge es que se plantea un cambio de clima, una fuerza política más activa, mayor militancia”, explicó el politólogo.

En este tramo también se mantiene la apatía de grandes sectores del electorado que se combina con el enojo por la situación económica. Los datos que maneja la Consultora Dicen muestran un 42% de personas indecisas, cifras similares a los sondeos de las Primarias. Según explicó su director, Hilario Moreno del Campo, “hay un problema que tiene que ver con los sectores blandos, que no tienen definido el voto o no lo están diciendo”.

“A grandes rasgos, no cambió mucho el escenario. Hay dos perfiles que predominan en este grupo de indecisos: pobres y jóvenes. Sí se puede confirmar que ellos están más cerca de votar al Frente de Todos. No creo que pierda por más votos, pero lo que es difícil es que la brecha se agrande. Es entre igual y un poco menos. Lo que muestran las encuestas ahora y lo que mostraban diez días antes de las PASO es más o menos lo mismo. Con esa situación, el resultado en la provincia de Buenos Aires oscila entre la misma distancia y un empate porque se perdió por 4,5 puntos”, describió.

Uno de los factores importantes para noviembre será la participación, que en las Primarias fue del 66,21%, la más baja desde que se implementaron las PASO en 2011. Desde Analogías creen que aumentará, pero no está claro a qué partido beneficiará. Según la directora de Comunicación de la consultora, Marina Acosta, la incidencia tiene que ver con la movilización de los sectores populares. “La pregunta es: ¿a quién beneficiará? Si partimos de la alta correlación entre la caída de participación en las PASO y el nivel socioeconómico, podemos concluir que los sectores populares que no fueron a votar, por cualquier razón, forman parte del voto peronista. Por lo tanto, el aumento de participación debería beneficiar al Frente de Todos. Ahora bien, si se produce el aumento entre las PASO y la general, pero no se corrige la falta de participación de los sectores populares, eso podría perjudicar al oficialismo. En cualquier caso, nosotros no podemos estimar en términos cuantitativos cómo será”, analizó la doctora en Ciencias Sociales.

En cuanto a lo que sucede en la Ciudad de Buenos Aires, Nejamkis descarta un posible empate entre el candidato del Frente de Todos, Leandro Santoro, y el de La Libertad Avanza, Javier Milei, como señalan algunas encuestas. “Tenemos un leve crecimiento de Milei, pero no vemos ese fenómeno del economista amenazando el segundo lugar de Santoro. Milei tiene alrededor de 15 puntos, creciendo entre 2 o 3. No aparece ni por asomo por arriba de 20. Santoro está en los mismos números, alrededor de 24. También se mantiene con valores iguales María Eugenia Vidal con la sumatoria de los votos de sus contrincantes en las PASO. Logra retener los votos de Ricardo López Murphy y Adolfo Rubinstein”, analizó.  «