En el último discurso de su mandato ante la Asamblea Legislativa del 1 de marzo, el presidente Mauricio Macri aseguró que el país está “mejor que en 2015”. Diez días después, la última edición de la Encuesta Nacional sobre el contexto socio político de la Argentina realizado por la consultora Reyes Filadoro reflejó que el 85% de sus 1200 consultados a nivel nacional contestaron estar poco y nada de acuerdo con esa frase que, desde entonces, se convirtió en eje del discurso electoral de Cambiemos.

El trabajo, al que accedió Tiempo en exclusiva, analiza las percepciones sobre la situación personal y del país, y realiza una evaluación prospectiva sobre la economía nacional. En esta edición incluyó una serie de preguntas para evaluar el mensaje de Macri ante el Congreso para inaugurar el período de sesiones ordinarias de 2019: una puesta en escena donde el Presidente puso a prueba buena parte de los ejes de la campaña del oficialismo por la reelección.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

La aseveración presidencial del “estamos mejor que en 2015” tiene cuatro percepciones: el 68% dijo estar “nada de acuerdo” y el 17% “poco de acuerdo”. El 11% se mostró “de acuerdo” y sólo el 5 % “muy de acuerdo”. Ese corte de opiniones aporta otras dos conclusiones para los autores del documento: que el argumento comparativo estructurador de la “herencia recibida” “es aceptado por la mitad del electorado de Cambiemos”, pero “dos tercios de los votantes de Macri en 2015 están en desacuerdo con esta frase”.

Desde ese discurso de apertura de sesiones legislativas ordinarias y la entrevista que le concedió este domingo al programa La Cornisa conducido por Luis Majul, han pasado dos semanas. Entre ambos hechos Macri puso en marcha gran parte de los ejes la campaña proselitista que encabezará. Uno de los “racionales” más presentes en sus palabras tiene que ver con la “cercanía” y la “escucha” para contener el malestar sobre la crisis económica. La encuesta preguntó: “¿Usted cree que Macri comprende el esfuerzo que están realizando los argentinos para superar la crisis ecónómica? El 74% dijo que no y el 26% que sí, aunque los autores aseguran que se trata de un argumento “muy efectivo para la base de Cambiemos ya que penetra a casi tres cuartos de su electorado”.

Otro hito de campaña tiene que ver con Venezuela. Macri sostiene que evitó que Argentina terminara como ese país caribeño. Ante la pregunta sobre el nivel de acuerdo de los encuestados sobre esta frase, el 53% dijo estar “nada de acuerdo”, el 13% “poco de acuerdo”, el 14% de acuerdo y un 19 % “muy de acuerdo”. Entre el 67% que está poco y nada a favor, y el 33% que tiene opiniones positivas al respecto, Reyes-Filadoro destaca que este punto “es aceptado por 8 de cada 10 simpatizantes de Cambiemos”.

Las percepciones sobre el “estamos mal, pero vamos bien” que reedita el Gobierno para confirmar la política económica ofrece otra foto: el 51% contestó que no está “nada de acuerdo”, el 22% “poco de acuerdo”, el 16% “de acuerdo” y el 11% “muy de acuerdo”.

El documento también incluye una medición sobre un eje que puede influir en las próximas elecciones. “Pensando en los debates presidenciales que se harán este año, ¿cuán importante es que los candidatos expresen su postura sobre el aborto”. El 59% consideró que es “muy importante” (38%) e importante (28%), mientras que el 41% opinó que es poco (23%) y nada importante (18%).

Imagen presidencial y economía

El trabajo también preguntó “¿cómo cambió su opinión del gobierno de Macri desde que asumió hasta ahora?”, y comparó la evolución de las respuestas en el último semestre. En esta última compulsa el 51% dijo sentirse decepcionado: tres puntos por encima del 43% que se mantiene estable desde octubre del año pasado.

En marzo de este año, el 18% considera que su opinión no cambió y sigue siendo igual de buena que en diciembre de 2015, aunque hace tres meses, en diciembre de 2018, esa cifra llegaba al 24%, un punto por encima del registro de octubre pasado. El universo de quienes consideran que “superó” sus expectativas varía entre el 2% actual, al 5% hace 3 meses.

En ese panorama, el documento advierte que “la opinión negativa hacia el gobierno aumentó 10 puntos comparando la medición de diciembre con la de marzo”, pero “la mitad de quienes votaron por Cambiemos se siente decepcionada”.

La consulta prospectiva sobre la percepción respecto a la situación económica “de acá a un año” arrojó un 49% de respuestas que esperan estar “peor que ahora”, un 27% que siente que estará “igual de mal”, un 6% “igual de bien” y un 17% que pronostica estar “mejor”. Esos cuatro totales muestran que el 77% tiene una evaluación negativa de su futuro económico y un 24% de los encuestados un pronóstico positivo.

A la hora de describir la situación económica del hogar el 37% dice que es mala, el 17% “muy mala, el 43% sostiene que es buena y el 2% “muy buena”. Es decir, un contrapunto del 55% de opiniones negativas frente al 46% de positivas, aunque “la base de Cambiemos, compuesta por personas de mayor edad y mayor nivel educativo, destacan que su situación económica es positiva”, advierte el trabajo.

La encuesta se realizó sobre 1200 casos a nivel nacional, mayores de 16 años, entre el 10 al 13 de marzo.