Un encuentro que se realizará este jueves en Berlín contra el negacionismo reunirá a familiares y víctimas del terrorismo de Estado en Argentina y del nazismo en Alemania con descendientes de genocidas de ambos países que repudian el accionar de sus familiares.

El encuentro, que busca fortalecer el trabajo por la Memoria, se realizará en la Casa de la Conferencia de Wannsee, un lugar de mucho peso simbólico ya que ahí hace 80 años atrás autoridades nazis planificaron el asesinato sistemático de millones de judíos.

La diputada por la ciudad Victoria Montenegro, nieta restituida por la lucha de Abuelas de Plaza de Mayo, será una de las participantes junto a María Laura Stirnemann, también hija de desaparecidos, y Enrique Borcel, sobreviviente de la última dictadura.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

También formarán parte de la reunión la integrante del colectivo “Historias Desobedientes” Analía Kalinec, hija del ex comisario de la Policía Federal Eduardo Kalinec, condenado a prisión perpetua; Pepe Rovano, hijo de un policía chileno condenado por crímenes de lesa humanidad, y Verónica Estay Stange, sobrina de un colaborador de la dictadura pinochetista también condenado.

Además, estarán los y las sobrevivientes del holocausto Franz Michalski, André Poser y Wanda Holsam, y familiares de genocidas nazis: Jacqueline Gies, nieta de uno de los responsables de la “masacre de Lídice” durante la ocupación en Checoslovaquia; Ulrich Gantz y Bárbara Brix, descendientes de oficiales de las SS.

Durante el evento, promovido por Anne Frank House de los Países Bajos y el Centro Ana Frank de Argentina en el marco del proyecto “Sumando Voces”, se escucharán sus testimonios y firmarán un compromiso por la educación y la memoria por el Nunca Mas haciendo un llamado a la paz y la convivencia en la diversidad

Este encuentro ya tuvo un antecedente en Argentina en 2019, cuando visitó el país Jacqueline Gies y se reunió con sobrevivientes de la Shoa, familiares de víctimas y con familiares de genocidas latinoamericanos.