El fugaz paso por la política del cómico Miguel Del Sel terminó de sellarse con su inhabilitación para ocupar cargos públicos por seis meses. El fallo fue confirmado por la Cámara Nacional Electoral e implica a otros dos dirigentes del PRO santafecino, Norberto Principato y Diego León Barreto, actual intendente de Funes, quien deberá dejar su cargo en diciembre, por lo tanto si apela a la Corte Suprema eso le da el tiempo suficiente para culminar su mandato.

La causa se inició en el año 2012 cuando los tres altos mandos del PRO santafecino no pudieron rendir cuentas del origen ni el destino de los fondos de la campaña electoral para la gobernación que se había llevado a cabo el año anterior.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

En primera instancia, el dictamen fue elaborado por el juez Reinaldo Rodríguez, quien aseveró que “no contaba con la acreditación del origen y/o destino de los fondos recibidos por parte del presidente y tesorero del partido y los responsables políticos y económico-financieros de la campaña”. Este fallo quedó firme con la firma de los camaristas Alberto Dalla Via y Graciela Medina, mientras que el tercero, Santiago Corcuera, votó en disidencia.

Del Sel y Barreto eran presidente y tesorero del PRO santafecino, por lo tanto responsables de la firma y confección del balance, pero al no presentar “los extractos bancarios de las dos cuentas declaradas y registradas en el Banco de la Nación Argentina, no se pudo hacer un análisis de las mismas”.

 En su momento, el cómico perdió la elección ante el socialista Miguel Lifschitz por apenas 1776 votos. Luego, el Midachi fue premiado con la embajada en Panamá con la promesa de volver a competir en 2019, sin embargo, dejó ese cargo en abril de 2017 y hace ya un tiempo que aseguró que no pensaba volver a la política. Barreto alcanzó la intendencia de la ciudad de Funes en 2015, con el viento de cola del PRO que se presentaba como la nueva opción en la política nacional, pero su performance en las ultimas elecciones fue magra y quedó detrás del peronismo y del Frente Progresista. 

La condena es una de las primeras que sufre el PRO , la causa tiene algunos elementos  que se pueden ligar a la investigación de aportantes truchos del PRO de la provincia de Buenos Aires que quedó en evidencia con la investigación del periodista Juan Amorín.