Tras el cierre de la paritaria con los estatales, el gobierno de Axel Kicillof anunció hoy una suba salarial del 6,8% para el personal de la Policía Bonaerense y los agentes del Servicio Penitenciario que será retroactiva a diciembre. El sueldo de bolsillo del que recién ingresa a la fuerza quedó así en 51 mil pesos.

Según precisó el Ejecutivo en un comunicado, desde ahora el sueldo neto de un oficial de policía ingresante ascenderá a 46.238 pesos. En tanto, con la actualización en la compensación por uniforme de 1.130 a 5.000 pesos otorgada en septiembre, el ingreso total llegará a 51.237 pesos. Así, la suba acumulada a lo largo de 2020 promedia el 43,3%, ya que en diciembre de 2019 el sueldo más bajo era de 35.754 pesos. 

También se dispuso un incremento del valor de los viáticos a quienes participan del “Operativo Sol” que se lleva adelante, como cada verano, en los distritos turísticos y que había sido motivo de queja en las filas policiales. Pasarán de 1500 a 2 mil pesos por día. Esta mejora será percibida por el personal civil, policial y penitenciario de los Ministerios de Seguridad y de Justicia y Derechos Humanos. El gobierno aclaró que es la segunda suba, ya que en diciembre de 2019, el valor diario era de 1100 pesos.

El gobierno bonaerense destacó que la medida “se trata de un cambio importante en la política salarial del Estado provincial luego del fuerte deterioro entre 2016 y 2019”. Y agregó que “la política de recomposición salarial y mejora en las condiciones de trabajo que hemos iniciado en 2020 incluyó, en septiembre pasado, la actualización del valor de la Compensación por recargo de servicio, tanto para Policía (CORES) como para el personal del Servicio Penitenciario, triplicando su monto (de 40 a $ 120 pesos)”.

Kicillof resolvió recomponer los salarios de la policía a comienzos de septiembre, luego de la protesta de tres días que encabezaron los efectivos en distintos puntos de la provincia y que generó una de las crisis más fuertes que afrontó en su primer año de mandato. 

La mejora salarial fue anunciada en ese momento como parte del “Plan Integral de Seguridad” puesto en marcha por la Nación con una inversión de 37.700 millones de pesos, que se financió con el incremento del 1,18% de la coparticipación para la provincia. Ese programa incluye los recursos para los salarios y también la incorporación de 10 mil nuevos efectivos en los próximos 18 meses, 2200 patrulleros, obras en 96 comisarías, 4 mil “paradas seguras” en colectivos y la construcción de 12 nuevas unidades penitenciarias para alojar a 5 mil internos bonaerenses.