La conducción de la Asociación Bancaria (AB) y el plenario de secretarios generales del gremio repudiaron hoy “la campaña golpista, antisocial y antinacional” contra el Banco Credicoop y el diputado del Frente de Todos, Carlos Heller, a partir de “su posición sobre el necesario impuesto a las grandes fortunas”, informó esta tarde el sindicato. A la vez, la Confederación Cooperativa de la República Argentina (Cooperar) también repudió las agresiones y expresó “su solidaridad con los dirigentes, el personal y los asociados de esa emblemática entidad integrante del movimiento cooperativo argentino”. 

La organización sindical repudió a entidades rurales que propusieron el cierre de cuentas en esa entidad como expresión de “rechazo y descontento” con el proyecto de impuesto a las grandes fortunas que impulsa Heller.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

Los secretarios general y de Prensa de la AB, Sergio Palazzo y Eduardo Berrozpe, repudiaron en representación del sindicato esa “campaña” contra Heller, originada en “su posición sobre el necesario impuesto a las grandes fortunas”, y también en perjuicio de la entidad cooperativa Credicoop, “una fuente de empleo para miles de trabajadores”, remarcaron.

“Las actitudes golpistas y antidemocráticas son promovidas desde el poder económico por el solo hecho de confrontar con el egoísmo de los muy ricos, quienes se niegan a asumir su responsabilidad social en el contexto de una emergencia sin precedentes”, afirmaron. Los dirigentes explicaron que Credicoop, una entidad cooperativa con impronta de servicio público a la que se asocian sus usuarios, tiene “el 50% de las sucursales en áreas agrícola-ganaderas”, y señalaron que en “un 30% de ellas comparte presencia con la banca pública, y solo un 14% está en el área metropolitana Buenos Aires”.

Las sociedades rurales y de productores de varias ciudades del interior del país solicitaron a sus integrantes que cierren las cuentas en el Credicoop para rechazar el impuesto. Heller es titular de esa entidad cooperativa y presidente de la Comisión de Presupuesto de la Cámara de Diputados, y es uno de los principales impulsores de la iniciativa del oficialismo.

En tanto, Conarcoop también sumó su rechazo en un comunicado. “Invitamos a un diálogo reflexivo, donde primen los argumentos, el respeto por las formas democráticas y el cuidado de las cooperativas, entidades que la sociedad civil ha organizado en forma autónoma para responder solidariamente a sus necesidades”, señalan.