Durante la tradicional ronda de los jueves de las Madres en Plaza de Mayo, Hebe de Bonafini hizo público que recibió una carta del papa Francisco en la que le pide “no tener miedo a las calumnias”. El mensaje se encuadra en la ofensiva judicial contra las Madres, que vienen resistiendo un allanamiento de la justicia comercial con el objetivo de verificar qué bienes hay en su sede Central.

“Yo me escribo bastante con el Papa. Me pone contenta que él no le tenga miedo a las balas y el enemigo le tenga miedo a él. Ayer me llegó una carta de Francisco”, dijo Hebe antes de leer el escrito.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

“Querida Hebe, muchas gracias por tu carta que me llego por Juan (Grabois). Rezo por vos y por las Madres y pido al Señor te conserve la salud para que puedas seguir ayudando a tanta gente. No hay que tener miedo a las calumnias, Jesús fue calumniado y lo mataron después de un juicio dibujado. La calumnia solo ensucia la conciencia y la mano de quien la arroja. No te olvides de rezar por mí. Saludos a las Madres, que Jesús te bendiga y la Virgen te cuide”, escribió Bergoglio en la carta.

Luego de leer el mensaje del pontífice católico, Hebe acotó gozosa: “Casi que no nos compara con nadie”, en relación a la mención de Jesús.

El juez comercial Javier Cosentino habilitó la feria especialmente para hacer el “inventario sobre la totalidad de los bienes existentes” en el edificio de Hipólito Yrigoyen al 1500, acción que hasta ahora no pudo llevarse a cabo. Sin embargo, la presidenta de Madres afirmó que va a permitir el ingreso de los oficiales de la justicia pero que no dejará que se lleven nada: “Que miren, pero no toquen, entrar van a entrar”.