La firma Emova Movilidad, del consorcio Benito Roggio Transporte, se hará cargo formalmente a partir de mañana de la operación y mantenimiento de todas las líneas de subte y del Premetro en la Ciudad de Buenos Aires.

La concesión será por un período de 12 años y el gobierno de Larreta argumenta que “apunta a incorporar nueva tecnología y mayor confiabilidad para mejorar la experiencia de viaje”. En los hechos la concesión es una continuidad a la vigente hasta el día de hoy, debido a que el principal operador es el Grupo Roggio.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

«El nuevo contrato entre Emova Movilidad (perteneciente al grupo local Benito Roggio Transporte, asociado con Metrovías) y Subterráneos de Buenos Aires S.E. prevé inversiones en materia de infraestructura y la incorporación de nuevas tecnologías de vanguardia orientadas a brindar un mejor servicio y una relación más cercana entre los pasajeros y la empresa», detalló el gobierno porteño,

Entre los objetivos, se resaltó que «las mejoras que se implementarán permitirán mejorar la frecuencia, la experiencia de los usuarios y usuarias del subte, y dar un salto cualitativo en lo que refiere a tecnología en la red de subterráneos más antigua de América Latina».

Una novedad en la nueva concesión es que a la empresa se le pagará en función del cumplimiento efectivo del servicio pautado, tomando como base el indicador coche/kilómetro comercial (CKC).

«El nuevo cálculo para la erogación mensual por parte del Gobierno implica un estímulo para el operador que deberá contar con la flota necesaria para cumplir el programa operativo y aumentar la eficiencia de los talleres para agilizar y optimizar las tareas de mantenimiento del material rodante», puntualizó el GCBA.

También se subrayó que la concesión será por el término de 12 años, con posibilidad de prórroga por otros 3, en lugar de los 20 años del acuerdo que finaliza hoy.

Por otra parte, se esperan inversiones y mejoras en infraestructura y frecuencias de viaje, así como la incorporación de tecnología 4.0 para el monitoreo del funcionamiento del servicio y para la experiencia del usuario con información en tiempo real.

El proceso licitatorio comenzó en el año 2018 con la presentación de tres ofertas, dos de las cuales fueron retiradas entre 2019 y 2020. En tanto, el contrato entre Emova Movilidad y Subterráneos de Buenos Aires se firmó el 16 de septiembre pasado.