La Justicia argentina renovó por otros cinco años la publicación de las alertas rojas de captura internacional por parte de Interpol en relación a los ciudadanos iraníes imputados por el atentado a la AMIA, cometido el 18 de julio de 1994 en la ciudad de Buenos Aires, con 85 muertos.

La decisión fue tomada por el juez federal Daniel Rafecas, quien subroga el juzgado federal 6 de Comodoro Py 2002, a cargo la investigación del ataque terrorista a la sede de la mutual judía en Pasteur 633, informaron fuentes judiciales.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

Rafecas dispuso que Interpol renueve la publicación de las circulares rojas hasta el 7 de noviembre de 2027, al responder un planteo del organismo que recordó la necesidad de extenderlas cada cinco años e informó sobre el vencimiento de ese plazo que se cumpliría en 2022.

Las circulares rojas tienen como fin lograr la captura internacional de los ciudadanos iraníes Moshen Rezai, Ahmad Vahidi, Alí Fallahijan, Ahmad Reza Asghari y Moshen Rabbani para ser indagados por la Justicia argentina en relación a las acusaciones vinculadas al ataque terrorista.

Todos tienen orden de captura internacional desde el 9 de noviembre de 2006, dispuesta por quien en ese momento era el juez del caso, Rodolfo Canicoba Corral, quien además ese día declaró al atentado un delito de lesa humanidad imprescriptible.

La Justicia argentina debe informar cada cinco años si desea mantener vigentes las circulares rojas y por ello la División de Asuntos Internacionales del Departamento de Interpol requirió al juzgado que informe si había intención de renovarlas por otros cinco años.

Foto: captura

Tras la jubilación de Canicoba Corral en 2020, el juzgado fue subrogado y en la actualidad está a cargo de Rafecas.

Interpol informó al Juzgado que ya se renovaron las «notificaciones de índice rojo que pesan» sobre los ciudadanos iraníes, alertas que estarán inscriptas en el sistema de la Organización Internacional de Policía Criminal hasta el 7 de noviembre de 2027.

Rezai era comandante del Cuerpo de los Guardianes de la Revolución al momento del atentado; Vahidi tenia el mismo cargo en la fuerza «Al Quds» del Cuerpo de los Guardianes de la Revolución, y Fallahijan era ministro de Inteligencia y Seguridad de la República Islámica de Irán. Asghari, por su parte, fue tercer secretario de la Embajada de Irán en Argentina mientras que Rabbani ocupó el cargo de Consejero Cultural en la misma sede diplomática.

Hasta el momento, la Justicia no pudo indagar a ninguno de los imputados pese a intentos frustrados de pedir su arresto cuando en algunas ocasiones se detectaron viajes al extranjero.

Rafecas fue el magistrado que cerró por inexistencia de delito en 2015 la denuncia del fallecido fiscal Alberto Nisman por la firma del Memorándum de entendimiento con Irán, que según el extitular de la Unidad Fiscal AMIA buscó hacer cesar las circulares rojas.

Pero desde Interpol ratificaron que sólo el Juzgado que lleva el caso tiene «potestad» para decidir si se renuevan o no esas órdenes, que ahora acaban de prorrogar su vigencia por cinco años más.

La causa por la firma del Memorándum fue reabierta por orden de la Cámara Federal de Casación, pero cuando llegó a etapa de juicio oral el Tribunal Oral Federal (TOF) 8 la volvió a cerrar por «inexistencia de delito» y sobreseyó a todos los acusados, entre ellos la expresidenta Cristina Fernández de Kirchner.