Laura Alonso, titular de la Oficina Anticorrupción, visitó este domingo el programa televisivo de Luis Majul y además de afirmar que Florencia Kirchner está prófuga, a pesar de que ningún tribunal la declaró como tal, intentó explicar porque su dependencia no es querellante en ninguna causa que involucra a actuales funcionarios de gobierno, es decir, que solo participa en las investigaciones contra integrantes de la gestión anterior, que hoy están en la oposición.

“¿La Oficina Anticorrupción es querellante o las deja pasar (a las causas que comprometen a funcionarios del oficialismo)?”, le preguntó el conductor de La Cornisa, y la licenciada en Ciencias Políticas esbozó la siguiente respuesta: “Mirá, nosotros hemos hecho aportes de información en varias causas, y dado que he sufrido acusaciones personales durante mucho tiempo con respecto a parcialidad o falta de imparcialidad -y por la falta de recursos humanos que también tenemos- no estamos querellando en ninguna de esas causas, porque para que me acusen de encubridora en las causas y de ir a embarrar causas de corrupción que la lleven adelante los fiscales que son los fiscales y los jueces naturales de las causas de este gobierno. Y esa me parece es la decisión que preserva cualquier tipo de sospecha o duda que pueda haber de la actuación que nosotros podamos tener sobre los funcionarios del actual gobierno (sic)”.

Alejandro Rúa, que representa a algunos de los exfuncionarios investigados por la Justicia, fue uno de los primeros en salir a replicar a Alonso de forma pública. “Como su limitada jefa, Laura Alonso, no puede saldar los cuestionamientos por falta de objetividad e hiperoficialismo, la Oficina Anticorrupción deine su política oficial de solo perseguir opositores, confirmando así los cuestionamientos”, tuiteó el abogado el domingo por la noche.