Mariano Martínez Rojas, líder de la patota que atacó Tiempo Argentino y Radio América, fue condenado a una pena de cinco años de prisión en el marco de la causa conocida como la “mafia de los contenedores”.

La condena de cinco años fue dictada por el Tribunal Oral en lo Penal Económico Nº2, integrada por los jueces Gustavo Losada, Claudio Javier Gutiérrez de la Cárcova y Jorge Alejandro Zabala, por el delito de contrabando simple, agravado por el uso de documentación apócrifa.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

Asimismo, como parte de esta condena, también Martínez Rojas fue inhabilitado en forma perpetua para desempeñarse como miembro de las fuerzas de seguridad. Por diez años,  tampoco puede trabajar como funcionario o empleado público (inhabilitación absoluta). Por cinco años, no puede ejercer la patria potestad que implica la administración de bienes y el derecho de disponer de ellos (inhabilitación absoluta), además de recibir una inhabilitación especial de un año para ejercer el comercio.

Por otra parte, el tribunal desestimó la acusación de “asociación ilícita”, que pesaba sobre él.

A esta condena por cinco años de prisión se le unificó otra por estafa, con la pena de un año de cárcel, dictada por el Tribunal Oral Federal de Tierra del Fuego. De esta manera, se impuso a Martínez Rojas una pena unificada de seis años de prisión.

Martínez Rojas, además, está acusado de otra maniobra vinculada con las Declaraciones Juradas Anticipadas de Importación.

Esta maniobra, recordó el portal GrupoLaProvincia, consistía en conseguir permisos para importar a dólar oficial, en medio de una disparidad cambiaria, y simular una importación de bienes que nunca sucedía.

Por otra parte, la Cámara Federal de San Martín confirmó el procesamiento a Martínez Rojas por golpear a un guardiacárcel del penal de Marcos Paz, ocurrido en julio de 2019.

El Tribunal de Apelaciones de San Martín confirmó este nuevo procesamiento dictado por el Juzgado Federal 3 de Morón, esta vez por “lesiones leves”, con un embargo de 100.000 pesos por un “golpe de puño sobre el parietal izquierdo” que le dio a un guardia, Julián Romero, la tarde del 11 de julio de 2019, según un fallo citado por la agencia Télam.

Romero le había llevado una encomienda cuando ocurrió el hecho que, según testigos, también incluyó amenazas.

En su defensa, Martínez Rojas alegó que en “forma cercana a los hechos, él había denunciado a Romero por amenazas” en los tribunales federales de Retiro. Sin embargo, no se hallaron constancias de esa denuncia.