Mariano Martínez Rojas, el fallido comprador de Radio América y el diario Tiempo Argentino al defraudador de trabajadores de prensa Sergio Szpolski, fue condenado a un año de prisión por irrumpir en la planta transmisora de Radio América en 2016 para interrumpir la emisión al aire. La condena es de cumplimiento efectivo y es independiente de los otros procesos por los que está preso.

El juez federal Sebastián Casanello firmó el fallo mediante el mecanismo de juicio abreviado, en el que Martínez Rojas acordó la pena con la fiscal Paloma Ochoa. El delito por el que fue condenado Martínez Rojas es el de “interrupción de las comunicaciones radiales” y será un antecedente que quedara notificado a otros tribunales que tienen sendos procesos en marcha: el Tribunal Oral en lo Penal Económico  2, el Tribunal Oral Criminal 22, el Tribunal Oral de Tierra del Fuego y el Tribunal Oral Penal 2 de Corrientes.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

Casanello dictó la condena “según el detalle y la descripción de las pruebas efectuada, y de acuerdo al reconocimiento efectuado por el propio imputado, tanto en lo que se refiere a la existencia del hecho atribuido en el requerimiento de elevación a juicio, como en lo que atañe a su intervención en dicho suceso, manifestado en el acuerdo de juicio abreviado”.

“Las pruebas resultan idóneas para tener por legalmente acreditada la materialidad del hecho enrostrado, corroborándose de ese modo la base fáctica establecida por la Fiscala en el requerimiento de elevación a juicio y en el acuerdo de juicio abreviado”, justificó el juez.

El 11 de junio de 2016, el trabajador de Radio América Francisco Juan Yofré denunció ante la Policía Federal Argentina que ese día “le fue informado por grupo de Whatsapp que habían intrusado la antena de transmisión de la radio, sita en la calle Pergamino 4055”.

A las 14.30 horas “tomó conocimiento que habían interrumpido la señal transmitida por el estudio, y desde la antena de transmisión, comunicaban al aire, música, habiendo perdido el estudio el control sobre la emisión de aire de la radio”.

Martínez Rojas reconoció los hechos y asumió la responsabilidad por ellos. “Prestó conformidad en torno al hecho imputado, la calificación legal atribuida por la Dra. Ochoa, el grado de participación que le cupo y la sanción penal requerida”.

Esta es la cuarta condena contra Martínez Rojas (ninguna de ellas firme), entre otros delitos por contrabando, defraudación en la venta de automóviles y estafa.