Un descomunal operativo con unos 600 miembros de infantería de la Policía Bonaerense rodeó la planta de Merlo e impidieron el ingreso de los más de 120 trabajadores de la empresa recuperada Cooperativa Acoplados del Oeste (Ex Petinari) de Merlo.

La presencia de las fuerzas de seguridad se justificó con una orden de desalojo por parte del juez de Morón Ricardo Fraga. Pero el magistrado no sólo avanzó con impedir el ingreso y dejar a los trabajadores autogestionados en la calle, sino que también ordenó la restitución del inmueble a Ricardo Gregori en representación de la empresa Pedro Petinari e Hijos. Los empresarios vaciadores fueron escoltados al interiores de la empresa por las fuerzas policiales.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

La empresa dejó de pagar salarios y comenzó con los despidos en 2015. Tras un largo conflicto, meses sin cobrar, paros, acampes, los trabajadores lograron tomar la planta y constituirse como una cooperativa de trabajo que emplea a más de 100 personas.

Si bien no es el primer desalojo, la situación de los trabajadores parecía haber cambiado con la sanción de la expropiación el año pasado en la legislatura bonaerense. Pero Vidal vetó la ley que incluía a la Cooperativa Cerraduras de Precisión Limitada CDP, ex Rench, a la metalúrgica Cooperativa Presidente Néstor Kirchner, ex Raimat, y a la Asociación Civil Pantalón Cortito.