Los gremios docentes mayoritarios, FEB y SUTEBA, lanzaron hoy un paro de 48 horas que impedirá el arranque de clases en la provincia de Buenos Aires. La medida fue resuelta en rechazo al aumento del 15%, en tres cuotas, sin cláusula gatillo ofrecido por el gobierno provincial en las tres reuniones paritarias que mantuvieron en febrero y luego del duro mensaje que lanzó ayer la gobernadora a los maestros en la apertura de sesiones ordinarias de la Legislatura bonaerense.

Por la mañana, el plenario del SUTEBA, que conduce Roberto Baradel, votó una medida de fuerza por 48 horas para lunes 5 y martes 6 que llevará al congreso de la CTERA que hoy a las 16 anunciará el plan de lucha nacional. Pasado el mediodía, el congreso extraordinario de la FEB resolvió una medida de fuerza en la misma línea con una movilización para el martes, en lugar a consensuar con el resto de los cuatro socios del Frente de Unidad Docente.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

Udocba ya había resuelto no comenzar las clases ayer, mientras que SADOP votó 24 horas de paro y parará en todas las escuelas privadas de la provincia pero sólo el lunes. En tanto, AMET y UDA decidieron no realizar huelga.

Apenas se conoció la medida de fuerza, el gobierno de Vidal llamó a conferencia de prensa para las 15. La gobernadora Vidal dedicó buena parte de su discurso de ayer ante la asamblea legislativa a criticar a los gremios docentes por “tomar a los chicos de rehenes” y “poner una fecha límite” para negociar en referencia al inicio de clases. también les achacó la falta de “calidad educativa” que hoy tiene la educación pública en la provincia y los cuestionó por el nivel de ausentismo que, según precisó, hace que “el 40% de los alumnos en la escuela primaria tenga más de un docente por año y el 20% más de dos”.