El empresario de la carne Alberto Samid fue condenado este miércoles a cuatro años de prisión de cumplimiento efectivo, más accesorias legales y costas por la suma de más de 281 mil pesos, según el veredicto del Tribunal Oral en lo Penal Económico 1, en una causa por asociación ilícita para evadir impuestos.

Antes del veredicto, Samid había asegurado que si seguía encerrado se iba a “cortar las venas”.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

El pronunciamiento del Tribunal, que dará los fundamentos el próximo 26 de abril, fue adoptado por unanimidad. El punto uno de la resolución fue “rechazar” el pedido de inconstitucionalidad y prescripción de la acción penal que habían realizado las defensas de los acusados, ya que el juicio data del año 1996. Luego vino la lectura de las condenas. Había otro miembro de la familia Samid en la acusación, Alicia Nélida, hermana del empresario de la carne. Los jueces la declararon culpable y la condenaron a tres años de prisión en suspenso, lo que implica que irá a la cárcel.

La semana pasada, los jueces José Michilini, Diego García Berro e Ignacio Fornari le habían negado la excarcelación a Samid, de 71 años, ante lo cual su abogado, Vicente D’attoli, había solicitado al tribunal que evalúe la posibilidad de concederle el beneficio de la prisión domiciliaria. 

El empresario fue juzgado como miembro de una supuesta asociación ilícita, junto a otros ocho acusados, formada para presuntamente evadir el IVA retenido o percibido a terceros entre 1993 y 1998, entre otras supuestas maniobras.

El fiscal Gabriel Pérez Barberá había pedido una pena de seis años y medio de cárcel para Samid y la AFIP, que actúa como querellante, siete.