La falta de suministro eléctrico se extendió en San Luis hasta las 17, y originó algunas demoras en el inicio de unas elecciones, que “se fueron normalizando” con el correr de las horas, de acuerdo a lo consignado por el propio gobernador, Alberto Rodríguez Saá, momentos después de sufragar.

En tanto, fuentes de diversas fuerzas señalaron que, en función de los datos entregados por los fiscales que revisaron las planillas electorales, la participación habría alcanzado un 73 por ciento a la hora de cierre.

Pasadas las 18, largas filas de votantes podían verse en los colegios del populoso barrio Eva Perón de la capital puntana.

En estas elecciones 382.371 electores estaban habilitados para ejercer su derecho en 1.207 mesas (14 para extranjeros) que estuvieron distribuidas en 236 establecimientos escolares de la provincia, en tanto a partir de las 21 se empezarán a dar a conocer los primeros resultados provisorios, según confirmaron desde la Justicia electoral de la provincia.

El cargo de gobernador que tiene y -busca mantener- Alberto Rodríguez Saá, también lo pretenden dos ex mandatarios de San Luis: su hermano, el también peronista Adolfo Rodríguez Saá, y Claudio Poggi, ex aliado de Cambiemos.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE