La tensión por la realización de las elecciones legislativas aumenta al mismo tiempo que se acortan los plazos para poner en marcha la maquinaria electoral. La Cámara Nacional Electoral firmó una acordada con una serie de advertencias y reclamos dirigidos al ministro del Interior, Rogelio Frigerio y el secretario de Asuntos Políticos, Adrián Pérez.

El texto, difundido a pocas horas de la reunión que tendrá como protagonistas a las dos partes, sostiene: “Se hace saber a la ciudadanía que pese a reiterados requerimientos de este Tribunal, el escrutinio provisorio continúa bajo la órbita exclusiva del Poder Ejecutivo Nacional sin participación alguna de la justicia nacional electoral en las operaciones atinentes a su diseño, planificación, organización, procesamiento, cómputo y difusión de los resultados; ni tampoco en la contratación de prestadores de servicios a tales efectos”.  La acordada lleva la firma de los camaristas Javier Corcuera y Alberto Dalla Vía. De esta manera los magistrados intentan no quedar involucrados en la contratación de la empresa española Indra.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

La acordada es la manera elegida por la Cámara para dar cuenta de las recomendaciones realizadas luego de que fracasara el intento de macrismo la reforma electoral que incluía la adopción del voto electrónico. Los magistrados ratificaron durante el debate  propuesto por el macrismo su  reclamo histórico de traspasar el escrutinio provisorio de la órbita del Ejecutivo a la órbita judicial para evitar cualquier posible interferencia político partidaria.

La difusión de la acordada se da luego de que conociera la contratación de Indra por 25 millones de dólares para realizar los escrutinios provisorios de las PASO y las generales de octubre y de que el gobierno nacional diera a entender que estaba dando cumplimiento a un pedido de la CNE.

Por eso la Cámara Nacional Electoral decidió desmentir lo expresado por el Gobierno y ratificar su postura histórica en contra de tercerizar el proceso electoral.