La decisión del fiscal ante la Cámara Federal, Diego Velasco, de “desistir” de la apelación contra la prisión domiciliaria para el abogado Víctor Stinfale por la causa Time Warp (la fiesta electrónica en la que murieron cinco jóvenes por sobredosis) causó una fisura en el expediente que lleva adelante el juez Sebastián Casanello. Por lo pronto, exhibe una grosera diferencia de criterios entre dos fiscales.

Velasco consideró que mandar a Stinfale a una cárcel común pone en riesgo su vida. Y, a diferencia de lo que sostuvo su colega de primera instancia Federico Delgado, entendió que Stinfale en su casa no representa un riesgo para la investigación.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

En la apelación se discutía si el Servicio Penitenciario Federal estaba en condiciones de garantizarle una adecuada atención. El dictamen de Velasco no responde a esa pregunta, pero recoge un informe de dos médicos forenses de la Dirección General de Investigaciones y Apoyo Tecnológico a la Investigación Penal (DATIP), a cargo de la fiscal Cristina Caamaño: “Tiene una enfermedad grave que pone en riesgo su vida. Los riesgos son muerte súbita, infarto agudo de miocardio, accidente cerebrovascular. Es necesario e indispensable que se cumplan estrictamente todas las indicaciones de su médico de cabecera, en cuanto a medicación, controles periódicos y cumplir estrictamente con los traslados correspondientes para las diversas interconsultas y/o evaluaciones médicas al centro asistencial donde requiera su atención y seguimiento. Es indispensable que el lugar donde se aloje deberá tener un sistema de emergencia para derivar al enfermo inmediatamente a un centro de alta complejidad en caso de requerirlo su estado de salud”, dijeron los médicos Marcelo Raposeiras y Claudio Capuano. No está claro que hayan revisado a Stinfale; citan como fuente su historia clínica.

El Servicio Penitenciario no fue consultado sobre su aptitud para atender una emergencia.

Al desistir del recurso, el fiscal Velasco bloqueó la posibilidad de que la Cámara resolviera si Stinfale debía o no volver a una cárcel común. «