El presidente Mauricio Macri se excusó de intervenir en cuestiones relacionadas al Correo Argentino, propiedad de su familia, y delegó estas decisiones en la vicepresidenta Gabriela Michetti.

A través de un decreto publicado este jueves en el Boletín Oficial, Macri se excusó de tomar decisiones «en toda cuestión relacionada con la firma Correo Argentino S.A. en tanto sus familiares mantengan sus participaciones societarias en las empresas controlantes de dicha firma».

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

“Razones de decoro, delicadeza y transparencia en el ejercicio de la función pública resultan el fundamento pertinente para proceder a mi excusación en la intervención que pudiera corresponderme respecto de cualquier asunto relacionado con la mencionada empresa”, argumentó el presidente en el decreto 882.

El artículo 88 de la Constitución prevé que el Poder Ejecutivo Nacional sea ejercido por quien ocupa la Vicepresidencia, en este caso Gabriela Michetti, cuando medie alguna causa de inhabilidad del Presidente para ejercerlo.

El Correo Argentino tiene una deuda con el Estado por cánones impagos de 70 mil millones de pesos.

La decisión de Macri se da para evitar nuevos cuestionamiento por intervenir a favor de la empresa de su familia ya que hace un mes el Correo presentó una nueva oferta al Estado argentino para saldar la deuda y se acerca el vencimiento del plazo de 45 días para responder si la acepta.