Las ventas en supermercados cayeron un 8,8 por ciento en todo el país, entre marzo 2021 y mismo mes del 2020, informó el Indec. La caída de ventas se vio también reflejada en los autoservicios mayoristas, con una baja interanual del 7%.

Las ventas para marzo de 2021 relevadas en la  encuesta de supermercados que realiza el Indec sumaron un total de $ 107.223 millones, lo que representa un incremento de 25% respecto al mismo mes del año anterior. Si se descuenta la inflación del período, se refleja la caída del 8,8% en términos reales.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

El efecto pandemia se plasmó en el ascenso de las ventas online, que crecieron en un 150%. Sin embargo, representan apenas el 3,7% del total de ventas en supermercados.

Deudas por alimentos

En cuanto a los medios de pago, la tarjeta de crédito continúa siendo la más utilizada, con un 37% del total de las ventas. Le sigue el efectivo, con un 31,4%; la tarjeta de débito, con un 26,4%, y otros medios (vales, cuponera, ticket canasta, gift card, etc.), con un 5,2%.

Cabe destacar que la compra con tarjeta de crédito posiblemente implique una toma de deuda (pago en cuotas, con interés), a diferencia de los otros medios. Si se tiene en cuenta que los alimentos y bebidas representan el 70,2% de las ventas totales en supermercados, se puede inferir que la mayoría (o cuanto menos una buena parte) de las familias que concurren a los supermercados toman deuda para alimentarse.

Con respecto al tipo de consumo, la compra de indumentaria y calzado en supermercados se disparó y subió un 110%, seguida por electrónicos y artículos para el hogar, con un 100%. La venta de bebidas aumentó un 50%, al igual que la venta de carnes.

Estas subas pueden estar relacionadas a ofertas especiales o facilidades de pago que ofrecen los supermercados y que no se encuentran en los locales específicos de cada sector, lo cual se puede interpretar también como un síntoma de la caída del poder adquisitivo.