Con ráfagas que superaron los 260 kilómetros por hora, el huracán Irma afectó ayer el norte de Cuba, y aunque bajó a categoría 4 se espera que vuelva a subir su intensidad a medida que se aleje de la isla y se aproxime a Florida, Estados Unidos.

Hasta ahora, en su paso por las islas del Caribe, dejó al menos 18 muertos, aunque no se reportaron víctimas fatales en Cuba. Irma entró en la noche del viernes por la costa norte, en Camagüey, con la ferocidad de un huracán categoría 5, la máxima de todas. 

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE