Igual que sucedió con la Feria Internacional del Libro de Buenos Aires, este año el regreso a la presencialidad multiplicó las expectativas, lo que se reflejó en el clima de la inauguración.

Ariel Granica, presidente de la Fundación El Libro; Martín Bonavetti, subsecretario de Gestión de Espacios y Proyectos Especiales del Ministerio de Cultura; Liliana Piñeiro, directora de Planificación y Programación del CCK; Jorge Vaccaro, subsecretario de la Fundación; Ezequiel Martínez, su director general y Gabriela Pérez la presidenta interina de la Comisión de la Feria del Libro Infantil y Juvenil fueron los encargados de iniciar oficialmente esta edición número 30 que se desarollará hasta el 31 de julio.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

Bonavetti destacó que la realización del evento “corresponde a una política pública, un centro cultural que no solo alberga distintas actividades, sino que abraza y se nutre de una experiencia tan virtuosa como la Feria del Libro Infantil y Juvenil.” También agradeció a los trabajadores del Ministerio de Cultura, a todos los empleados públicos, que con su esfuerzo mantienen un centro cultural de esta envergadura a nivel mundial.”

Luego de la cifra récord de visitantes que tuvo la Feria Internacional del libro de este año, tanto las autoridades como los expositores son optimistas respecto de la cantidad de concurrencia.

Las editoriales que se hicieron presentes en esta edición fueron, entre otras, Catapulta Editores, Penguin Random House, El Gato de Hojalata, Pípala, Amauta Argentina, Ediciones de la Flor, AZ editora, Calibroscopio Ediciones, Del Naranjo, Arte a Babor, Ediciones Colihue, Ediciones Lega y editorial Albatros.

Hay diversas promociones implementadas desde la Feria misma a las que se suman las de los propios expositores.

Dado que tanto la Feria Internacional como la Infantil y Juvenil son una gran vidriera, también en esta ocasión, como sucedió tantas veces, hubo reclamos. En esta oportunidad, durante la inauguración hubo una protesta de los trabajadores del CCK en reclamo por salarios adeudados.

Por su parte, Granica dijo: “En nuestro país generamos literatura infantil y juvenil de alta calidad, buscada y editada en el mundo entero. Con grandes escritores y escritoras, ilustradores e ilustradores, diseñadores y diseñadoras. La literatura infantil y juvenil no para de crecer. Con estos libros, niños y niñas se divierten, aprenden, despiertan la imaginación y suman conocimiento. Estos libros y la escuela hacen que nuestros jóvenes crezcan y puedan protagonizar la cultura. Esta es la importancia de la Feria en su  30ª edición.”

Los espacios de con que cuenta esta edición  son los siguientes:

Cuentacuentos – Sala 121: Experiencias de narración oral, kamishibai, teatro de sombras, lecturas en voz alta y títeres dirán presente para explorar el infinito mundo de la aventura, los viajes a tierras lejanas y el descubrimiento de nuevos universos.

Rincón de Ciencia Melquíades  – Sala 102: Una invitación a experimentar la ciencia, explosiones, reacciones químicas, burbujas gigantescas y actividades artísticas. Del lunes 11 al viernes 15 de julio, las chicas y los chicos podrán realizar experimentos con la luz, el sonido, el agua y el aire. Y participar de los talleres de astronomía, imanes y de burbujas gigantes.

Taller – Sala 102: Experiencias de taller en relación con la producción, un espacio que estimula la imaginación, invita a crear, a pensar. Talleres  de libros pop-up, origami, fanzines y cómic. Además de lunes a viernes, durante las vacaciones de invierno, habrá talleres a cargo de ilustradores organizados por la Asociación de Dibujantes Argentinos.