Los dirigentes del club Bayer Leverkusen de Alemania negaron estar infringiendo las normas internacionales de FIFA o UEFA en lo que respecta a fichajes de jugadores. 

«Estamos actuando conforme a las reglas. El hecho es que queremos al jugador y el jugador quiere jugar con nosotros», fue la escueta declaración que realizó a la agencia de noticias alemana DPA el portavoz del Leverkusen, Dirk Mesch. 

De esta manera, el equipo de participa de la Bundesliga, que ayer le realizó a Alario la revisión médica en una clínica de Buenos Aires sin la autorización de River, admitió por primera vez públicamente su intención de contar con los servicios del delantero. 

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

En las últimas horas, mediante un comunicado, River emplazó al club germano a que en 24 horas aclare la situación generada porque, de lo contrario, lo denunciará ante la FIFA, la UEFA y la Federación Alemana para que le apliquen sanciones. 

«Lo intimamos para que en forma inmediata desistan de su accionar tendiente a la ruptura anticipada del contrato laboral que vincula al jugador con River», expresó en el texto el presidente «Millonario», Rodolfo D’Onofrio.

En los pasillos del Monumental, las cosas están  asperas, y  suena con fuerza la  teoría que esto es una supuesta maniobra que tejió Colón a sus espaldas -con la ayuda/idea de Pedro Aldave, representante del futbolista- para ayudar a los alemanes y lograr que la transferencia finalmente se haga.

Según el Millonario, el Sabalero y el agente habrían aceptado recibir menos de la mitad de lo que les corresponde por la transferencia (3.8 millones de euros).