Dos dirigentes de Colón de Santa Fe y cinco barrabravas fueron detenidos este lunes en allanamientos ordenados por la Justicia de la provincia en el marco de la investigación por amenazas efectuadas al plantel el martes pasado en el predio del club, informaron voceros judiciales. Uno de los detenidos es el vicepresidente tercero de Colón de Santa Fe, Horacio Darrás, quien el viernes pasado se había presentado en la Fiscalía en forma espontánea, tras haber sido señalado como uno de los que había estado conversando con los barras en el predio 4 de Junio, donde se entrenaba el plantel y donde tuvo lugar el violento «apriete».

Además, otro dirigente identificado como Lucas Paniagua resultó detenido por la policía, en su caso vocal titular de la comisión directiva que encabeza José Vignatti. Entre los barrabravas detenidos está el hombre sindicado como jefe de la barra brava denominada «Los de siempre», identificado como Orlando Miguel Leiva, alias «Nano».

El Ministerio Público de la Acusación (MPA) informó que las siete personas detenidas fueron apresadas en once allanamientos realizados en la capital de la provincia y uno en la vecina ciudad de Santo Tomé. Se trata de una investigación que lleva adelante la fiscal María Laura Urquiza, de la Unidad Fiscal Especial de Delitos Complejos, «por distintos hechos ilícitos relacionados a facciones de la hinchada del Club Atlético Colón», en relación a las amenazas que un grupo de entre veinte y treinta integrantes de la barra le hicieron al plantel luego de irrumpir en un entrenamiento.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

Las órdenes de allanamiento, una de ellas en la sede del propio club, fueron firmadas por el juez de la Instrucción Preparatoria Pablo Busaniche. A raíz de esa irrupción, ocurrida el martes pasado, el plantel que conduce Adrián Marini suspendió la práctica que tenía prevista el día posterior, en tanto jueves y viernes trabajó con una nutrida custodia policial.

En el episodio que ahora es investigado por la justicia y en el marco del cual se concretaron estas siete detenciones, los barras le exigieron violentamente a los jugadores mayor compromiso con el club, camisetas y dinero, según voceros policiales. En ese sentido, el MPA informó que en algunas de las viviendas allanadas en el marco del expediente en las primeras horas de hoy «se secuestró droga y dinero en efectivo».

Tras declarar el viernes en Fiscalía, Darrás defendió su accionar, que enmarcó en su intención de hacer deponer la actitud de los violentos. «¿Qué pretendían que hiciera?, ¿que me fuera?, ¿que agarrara algún caminito por el costado y desapareciera?, ¿qué estarían diciendo en ese caso?”, se preguntó el dirigente ahora detenido. En ese marco, agregó: «Los jugadores me vieron, saben de qué modo actué. También me vieron las otras personas que estaban en ese momento en el entrenamiento. Mi objetivo en todo momento fue frenarlos. Luego, me quedé hasta las nueve de la noche, fue el momento en el que decidieron no entrenar y los entendí por el momento que habían pasado”.

En su irrupción, los barras se entrevistaron con referentes del plantel, entre los que estaban Paolo Goltz, Luis Miguel «Pulga» Rodríguez, Rafael Delgado y Ramón «Wanchope» Ábila, tras lo cual trascendió que algunos de ellos estarían analizando abandonar la institución. En tanto, sobre el partido previsto para hoy a las 17 ante Argentinos Juniors en el estadio Brigadier López de Santa Fe, válido por la 21ra. fecha de la Liga Profesional de Fútbol (LPF), hasta esta mañana aún no se había tomado ninguna determinación.