Pese al triunfo, a Lionel Messi se lo notó apagado cuando terminó el partido. El capitán se fue rápido al vestuario, casi sin saludar a los hinchas. Luego se supo por qué. “Partido duro , difícil de jugar . Mucho viento, ellos todos atrás dejando pocos espacios . El árbitro siempre que nos dirige hace lo mismo, pareciera que lo hace a propósito. Pero bueno 3 puntos importantes que nos acerca al objetivo (sic)”, fue el posteo que puso Messi en su cuenta de Instagram, minutos después de terminado el juego.

El enojo con el brasileño Wilton Sampaio tiene que ver con la permisividad que mostró ante las reiteradas infracciones de Perú, que no permitieron nunca entrar en juego a la Selección. Si bien Emiliano Martínez protestó y mucho el penal sancionado en el segundo tiempo, e incluso se acercó a Sampaio para recriminarle el fallo una vez que Yoshimar Yotún ya había errado el disparo, la infracción del arquero marplatense fue clara. El fastidio de Messi con el juez se arrastraba desde el partido de Eliminatorias ante Ecuador, en los cuartos de final de la Copa América.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

El posteo de Messi en Instagram tardó nada en hacerse viral. No sólo porque no es habitual que el rosarino se detenga en la actuación de un árbitro. Sino por cómo estaba escrito: los espacios de más y algún error gramatical daban cuenta de que los escribió el propio futbolista en caliente. “Messi CM” se volvió tendencia en las redes, como ya había ocurrido después de que Argentina levante la Copa América. Aquel día, el posteo publicado por el rosarino para celebrar la obtención de su primer título con la Selección nacional (“Qué hermosa locura!!! Esto es increíble, gracias Dios!!! SOMOS CAMPEONES LA CONCHA DE SU MADRE!!!!!! Vamossss carajooooo! #VamosArgentina“) fue el que más interacciones generó una cuenta de un deportista en la historia de esa red social.