La fecha FIFA de Eliminatorias pasó muy rápido. Y fue un fin de semana a pura acción. En el US Open hubo dos nuevos campeones. Cristiano Ronaldo agiganta su leyenda. Kouliably, un clásico en el Nápoli-Juventus. El regreso del Madrid al Bernabéu. Y la dura caída de Los Pumas.

Medvedev, la barrera en la historia para Djokovic

La historia estaba en juego en el US Open. Hasta el autraliano Rod Laver, de 83 años, se acomodó en el estadio Arthur Ashe para ver si Novak Djokovic lograba alcanzar su marca de 1969 y 1962: ganar los cuatro títulos de Grand Slam en una misma temporada. Pero el ruso Daniil Medvedev tenía otros planes. Se quedó con el título del US Open al vencer en la final a Djokovic por un triple 6-4. El serbio, además, se quedó sin la chance de sumar su 21 título de Majors, lo que lo hubiese convertido en el más ganador de la historia. Medvedev, 25 años, número 2 del mundo, ganó su primer Grand Slam. En el cuadro femenino, sí se escribió una página para la historia. Emma Raducanu, británica nacida en Toronto, Canadá, de 18 años, se quedó con el título tras arrancar desde la qualy. Es la primera vez que ocurre. La que había arrancado el torneo como 150 del ranking levantó el trofeo sin ceder un solo set. 

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

Napoli-Juve

La antipatía entre Napoli y Juventus es anterior a la década del 80, a esos duelos tremendos que se daban entre el equipo de Diego Maradona y el de Michel Platini. Se remonta a la unificación de Italia, en 1861. “Ganarle a la Juve no era sólo un partido -dijo alguna vez Maradona-. Era ganarle al Norte rico y próspero”. Este sábado, en el estadio Diego Armando Maradona de Nápoles, el local le ganó por 2 a 1 a la Juve, en un partido que dejó a los del sur como punteros con nueve unidades y a los de Turín en el fondo de la tabla, con solo un empate en tres partidos. El gol del triunfo lo convirtió el senegalés Kalidou Kouliably, múltiples veces víctima de racismo, y que ya construyó una leyenda ante la Juve: en la temporada 17/18 marcó el 1 a 0 agónico para un triunfo como visitante que quedó en la historia y en la temporada siguiente tuvo su contracara: el Nápoli había remontado un 0-3 y en los instantes finales, el defensor marcó en contra para darle el triunfo a la Juve. Ahora se dio otro gustazo.  

El Teatro de los Sueños de CR7

“Mi regreso a Old Trafford es un pequeño recordatorio de por qué este estadio es conocido como el Teatro de los Sueños. Para mí, siempre fue un lugar mágico en el que podés conseguir todo lo que te propongas”, resumió Cristiano Ronaldo lo que fue una de las grandes historias del fin de semana. El portugués volvía tras 12 a jugar para el Manchester United, donde brilló entre 2003 y 2009. Y lo hizo con dos goles, para un gran triunfo por 3 a 0 que deja al United como líder. El tercero fue un bombazo espectacular del también portugues Bruno Fernandes. En este regreso aparece una versión más humana de CR7, que reconoció la influencia de Sir Alex Ferguson para volver al club que lo hizo saltar a la cima del fútbol. “Es increíble. Cuando empecé el partido, estaba nervioso, lo juro. No esperaba que cantaran mi nombre todo el encuentro”, dijo. 

Los Pumas y una durísima derrota

Los Pumas sufrieron una derrota aplastante frente a los All Blacks de Nueva Zelanda, por 39-0, en la tercera fecha del Rugby Championship que se disputó en el Cbus Super Stadium de Gold Coast, Australia. Los hombres de negro fueron verdugos impiadosos de los argentinos con la conquista de cinco tries, cuatro conversiones y dos penales. Ahora Los Pumas buscarán revancha ante los All Blacks el próximo sábado. La caída golpeó duro. Los argentinos llevan dos partidos sin poder anotar ni siquiera un punto frente a los neozelandeses, a quienes vencieron el año pasado por primera vez en su historia, en el sorprendente: 25-15 en Sydney. El equipo argentino casi ni tuvo chances de apoyar en el ingoal adversario.

El Santiago Bernabéu de la pospandemia

Tras 560 días, el Real Madrid volvió a jugar en el Santiago Bernabéu. Y fue una fiesta que tuvo como invitado al Celta de Eduardo Coudet, justo en el día de su cumpleaños. Karim Benzema marcó tres goles, el brasileño Viniciu marcó el que dio vuelta la historia y el debutante Eduardo Camavinga también se dio el gusto de convertir en su estreno. Vinicius fue una de las figuras y se dio el gusto de celebrar su tanto con un abrazo a los hinchas, una particularidad en tiempos de pandemia, una necesidad para los jugadores del Madrid después de tantos partidos sin jugar en el Bernabéu. Al delantero le sacaron amarilla. El Atlético de Simeone, que apostó por la dupla Luis Suárez-Griezman, sufrió demás ante el Espanyol: a falta de 10 minutos caía, pero lo dio vuelta en el minuto 99 gracias a una gran actuación del belga Yannick Carrasco.