El Ente Nacional Regulador de la Energía (ENRE) emitió una resolución que obliga a las distribuidoras Edenor y Edesur a suspender el cobro de recupero de energía. De esta forma, se busca eliminar con lo que se entiende como una práctica abusiva por parte de las empresas.

En los últimos meses, muchas facturas de luz sufrieron aumentos desmedidos bajo el ítem de “Recupero de Energía”. Estos Consumos No Registrados (CNR) eran una herramienta que tenían las empresas para poder cobrar el servicio brindado ante una falla en el medidor.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

Sin embargo, distintas organizaciones de defensa al consumidor y Defensorías del Pueblo denunciaron haber recibido en los últimos meses numerosas quejas por parte de usuarios que vieron crecer los montos de las boletas, bajo el paraguas de los CNR.

Así las cosas, el ENRE tomó la determinación de eliminarlos. La acción es a partir de este miércoles 17 de febrero e implica que las empresas “no podrán emitir nuevos CNR o Notas de Debito, como así tampoco exigir el pago de las ya emitidas”, aseguraron a Tiempo desde el ENRE.

“Al momento, la medida se tomó con el objetivo de evitar un impacto económico negativo aún mayor al generado por la pandemia del COVID-19, en las personas usuarias del servicio público de distribución de energía eléctrica”, explicaron desde el ente regulador.

En ese sentido, el ENRE “hará un análisis pormenorizado sobre la información requerida a las empresas y, en virtud del mismo, se tomarán las acciones que protejan los derechos de las personas usuarias”.

“Si se observa que las empresas incurrieron en una falta en la aplicación del Reglamento del Suministro, o mismo en una inacción grave ante los reclamos de las personas usuarias, serán pasibles de sanciones”, advirtieron las fuentes oficiales.

Esas sanciones “se utilizan con el objetivo de desalentar acciones contrarias al marco regulatorio por parte de las concesionarias”, concluyeron.