En medio de la disputa con las grandes empresas de telecomunicaciones por la declaración de las TIC como esenciales, el Enacom presentó los principales indicadores y resultados de las políticas de conectividad implementadas durante los primeros quince meses de gestión de la actual administración del organismo.

De los indicadores que elabora la Dirección Nacional de Desarrollo de la Competencia en Redes y Servicios, se desprende que, entre enero de 2020 y marzo de 2021, se registraron un total de 9.647.972 accesos a Internet de banda ancha, lo cual implica que 835.546 nuevas familias lograron concretar el derecho humano básico de la conectividad.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

El incremento fue del 10%. En paralelo, se observó un alza del 52% en velocidad de descarga para Internet fijo, que pasó de 28.26 a 43.11 Mbps.

Según comunicó el organismo que preside Claudio Ambrosini, estos resultados se deben “al rápido despliegue de programas orientados al desarrollo de la conectividad, los incentivos para el recambio y la actualización tecnológica, y el trabajo articulado entre el sector público y el privado”.

Las actividades cotidianas se encuentran atravesadas por el uso de las Tecnologías de la  información y las Comunicaciones (TIC), ya sean en la educación, la salud, la telemedicina, las industrias o el transporte, entre muchos otros. La expansión de la conectividad y el crecimiento de la velocidad promedio permite el desarrollo económico regional sustentable y la capacitación de mano de obra local, aspectos fundamentales para la construcción de un país federal.

El Enacom aumentó los esfuerzos para paliar la situación provocada por la pandemia, destinando importantes inversiones del Fondo Fiduciario del Servicio Universal (FFSU) “para llevar conectividad a los sectores sociales más vulnerables”, con el objetivo de “reducir la brecha digital”.

En ese sentido, los recursos asignados durante 2020 y los primeros tres meses de 2021 para el despliegue de infraestructura y acceso a las TIC a través de PyMES, cooperativas y Sociedades Anónimas con Participación Estatal Mayoritaria (S.A.P.E.M.) “suman más de 13 mil millones de pesos”.

Desde el organismo, destacaron la importancia de las TIC “para la construcción de una sociedad más equitativa, con acceso a la educación, el trabajo, la comunicación familiar y el entretenimiento”. Por este motivo, “el acceso a las TIC fue declarado por el Gobierno nacional como un derecho humano básico”.