La falta de gasoil le agregó un argumento a la patronal agraria, que venía reclamando contra la suba de dos puntos porcentuales a las retenciones a la harina y el aceite de soja. La Mesa de Enlace advirtió que la escasez del combustible ponía «en riesgo» la cosecha de maíz y soja, que ya arrancó y debe concluir el mes próximo.

La Mesa de Enlace incluyó el tema del gasoil a su agenda de reclamos, por la cual estimuló una «autoconvocatoria» de productores de Santa Fe y Córdoba que ya anunciaron  una marcha a la Ciudad de Buenos Aires el próximo 23 de abril.

Pero los problemas de convivencia política dentro de ese espacio ruralista fueron potenciados por la medida, al punto que sucedió lo impensado: Confederaciones Rurales (CRA) se bajó de la marcha.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

La decisión llama la atención ya que  CRA agrupa a los sectores más recalcitrantes de la patronal agraria que fueron eje de las convocatorias del sector. Sin embargo, en esta oportunidad, CRA consideró que «no están dadas las condiciones» para hacer la movilización y apuntaron: «No estamos de acuerdo en la fecha».

La decisión de CRA «no cayó en gracia a los principales productores agropecuarios autoconvocados que organizan la marcha. Parte de ese descontento se vio en las redes sociales donde llamaron ‘traidores’ a diferentes dirigentes rurales», consignó el portal especializado Agrofy. El temor es que la marcha  comience a desgranarse. «